Todavía se acuerda de esa noche. A pesar de todo lo que paso después. Su primera noche. La noche que ella se fue.

Hacía años lo venía imaginando pero lo creía imposible. Lo veía como esas cosas que pasan en las películas. Hacía tiempo que se sentía atrapada, en un lugar donde no había salida, donde no había posibilidad de cambio, donde la rutina se había puesto en su contra y esas cosas que la habían mantenido segura en otros momentos ahora se habían vuelto insostenibles. Hacía tiempo que no era feliz, que sabía que el ya no era sincero, que todo era una mentira, que no había amor, que seguían porque sí, porque habían estado mucho tiempo juntos y no podía ser de otra manera. Hacía tiempo que lo venía hablando, gritando, llorando y nada, nada cambiaba ya. Sentía esa opresión en el pecho cuando pensaba que no podía cambiar su destino, que era así, que ya estaba escrito.

Sabía que él pensaba lo mismo pero que nunca se iba a animar a plantearlo. En cambio el había decidido ahogar su rutina en otro lado, en otros brazos, y ella lo sabía. Empezó a sentir su desprecio, sus agresiones que entendió solo después de mucho tiempo como tales, sus maltratos camuflados, sus ironías y negaciones, sus hirientes palabras y acciones.

Ella tambien se alejó, se escapaba, trabajaba horas y horas afuera solo como excusa de no volver a casa. A el no le importaba.

Hasta que poco a poco todo en ella empezó a cambiar, empezó a arreglarse y ponerse linda otra vez, ni siquiera ella entendía bien porque se sentía así.

Paso mucho tiempo imaginando algún encuentro, invento excusas para verlo, a pesar de hacerlo todos los días, para hablarle, para hacer contacto. Buscaba ansiosa su imagen de conectado en el Messenger, para mantener alguna conversación que después la dejara soñando. Paso mucho tiempo, imaginando soñando, mientras volvía a casa y otra vez pensaba que todo era imposible, que aquel otro jamás la correspondería, que todo era una ilusión y una amistad. Jamás pensó que alguien mas la volvería a ver como mujer, y en su casa todo era un infierno a pesar de sus esfuerzos por aparentar lo contrario.

Un día después de mucho tiempo y de muchas lágrimas derramadas sucedió. Sintió que había una esperanza, que aquel con quien soñaba de verdad la miraba, que de verdad la deseaba y sintió valor, sintió esperanza y una noche después de todo el desprecio que puede sentir una persona con el que dejaba tomo la decisión ….ella se fue…

Esa noche, su primera noche después de tantos años, ella se encontró sola, en un departamento prestado. Llovía y no tenía que comer. Salió caminando y encontró un local de comidas rápidas, pero no se quedo a comer ahí, pidió para llevar. En el camino paso por una heladería y se dijo “que mas da”.Y asi sola con su nueva alma, pensando en todo lo que había pasado, sola en un departamento prestado comiendo helado…lloro….lloro y lloro, hasta que no hubo mas lagrimas, hasta que su cuerpo dijo que no podía llorar mas, hasta que se limpió por dentro.

Nunca pensó que lo podría hacer, asique esta vez lloro, pero no como tantas otras veces. No desolada y en silencio como lo hacía siempre. Esta vez lloro con valor y con esperanza. Lloro con sonrisa porque ya no se sentía vacía, se sentía valiente, se sentía fuerte y se durmió sonriente pensando y sabiendo que su vida, por lo menos ya no iba a ser la misma….

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: