No quiero ser una espina

En tu amoroso costado,

Que por tu asombroso amor

Ya por mí fue traspasado.

Yo no quiero ser un clavo,

Ni en tus pies ni en tus manos,

Que hace tiempo por Tu amor,

Fueron cruelmente horadados.

Como un pétalo de rosa

Perfumado con unción,

Como suave y fresca brisa

En las alas del amor,

En Tu pura frente herida,

Como una leve caricia

Quiero llegar con mi amor.

Asesinos fuimos todos

Que con saña y con pasión

Causamos tantas heridas

A tu amante corazón.

Te imploro, Oh Jesús mío

Por los seres tan impíos

Que se burlan de Tu amor,

Misericordia y perdón.

Vida mía eres Tú,

Por lo tanto tus heridas

Las llevo en mi corazón.

Tus dolores son los míos.

Y tan solo es mi alivio

El bálsamo de Tu amor

Yo no quisiera olvidar

Ese dolor tan profundo

De tu cuerpo lacerado

Que los pecados del mundo

Sin conciencia te han causado.

Haz de mi lo que Tú quieras

Pero escúchame, Señor

Que mi vida dondequiera

Sea gloria para mi Dios

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: