Niveles de deficiencia

La deficiencia límite en el coeficiente intelectual se encuentra entre 70-80. Cuesta concentrarse en movimientos precisos y existe torpeza en ellos. El lenguaje sufre un retraso y falta de desarrollo y se basa en un bajo nivel de abstracción.

El pensamiento es lento aunque el sujeto puede controlar su vida diaria, con autonomía, siendo conocedor de los recursos sociales. Se pueden tener amigos aunque suelen ser de una edad inferior. Existe una gran dificultad para encontrar trabajo, pero se consigue evolucionar siempre y cuando encontremos un apoyo en centros que integran, protegen y permiten aceptar estos tipos de retrasos.

La deficiencia ligera se sitúa entre 51-69. Hay un retraso evolutivo y funcional de la psicomotricidad, con apenas destreza en movimientos básicos. Se comprenden órdenes muy primarias y el nivel de adaptación es limitado. Apenas encontramos individuos autónomos para tareas corrientes y siempre les hace falta supervisión. Se producen por parte del sujeto, comúnmente, conductas agresivas con una línea emocional muy fina (es tan fácil que llore como que ría).

La deficiencia mental media oscila entre 35-50. Se encuentran grandes dificultades para conceptos muy básicos, con un leguaje muy sencillo y vocabulario muy limitado. La vida diaria transcurre con ayuda y compañía y no preveen el peligro. Les cuesta entender y sociabilizan con dificultad.

Por último la deficiencia severa y profunda ocupa el más bajo nivel. No producen actividad laboral y hay una total dependencia en actividades fruto de la vida diaria. Sólo se comprenden órdenes que supongan la consecución de una acción. Los objetos se manipulan sin coherencia y sólo en algunos casos se llega a superar un nivel básico de bipedestación. La comunicación se basa en gritos y alaridos, no en palabras. Necesitan una ayuda externa (como algún tipo de terapia ocupacional) que les haga comprender a través de gestos.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: