El ácido fólico y el zinc son suplementos vitamínicos indispensables en las futuras madres.

Las mujeres deberían empezar a tomar ácido fólico y zinc antes de quedar embarazadas. Así lo ponen de manifiesto las conclusiones de nuevos estudios realizados en los casos de niños nacidos con labios  leporino. Según publica The Lancet, se comprobó que la incidencia de este problema, era del 25 al 50  por ciento menor, en aquellas mujeres que habían tomado suplementos vitamínicos que contuvieran ácido fólico, desde un mes antes hasta dos meses después de la concepción. Los científicos llegaron a sus conclusiones, tras entrevistar sobre sus hábitos alimenticios y sobre la ingesta de vitaminas a 700 madres, cuyos hijos habían nacido con labios leporino y también a otras 700 madres, cuyos hijos no tuvieron ese defecto. "No hay duda de que el ácido fólico podría haber actuado como protector frente a estos defectos de nacimiento", señala Gary Shaw, epidemiólogo del Programa de Seguimiento de Defectos de Nacimiento de California. El labio leporino se desarrolla en las primeras semanas después de la concepción, al igual que los defectos en el tubo neural(que también se combaten con ácido fólico). Por otro lado, las mujeres embarazadas que toman zinc, dan a luz niños con más peso y mayor perímetro craneal, de acuerdo con un estudio publicado en el Journal of the American Medical Association. Esta última investigación, se realizó tomando como base, los datos de 290  recién nacidos a cuyas madres se les recetaron suplementos de zinc, frente a los 290 recién nacidos cuyas madres tomaron un placebo.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: