los niños y la delincuencia

LOS NIÑOS Y LA DELINCUENCIA

 

Los niños y la delincuencia una relación preocupante.

El camino  hacia la delincuencia es fácil, el proceso se inicia desde el momento en que se nace prácticamente y lo peor es que los resultados de ese proceso se ven cuando los hijos han crecido y la mayoria de las  veces ya no se pueden corregir.

Algunos parámetros que se pueden tener en cuenta y que pueden evitar que los niños hagan parte en el futuro de la delincuencia son:

- Evitar darles a los niños todo lo que deseen y satisfacer todos sus caprichos.

Muchas veces la falta de tiempo debido a  las largas jornadas de trabajo evitan que se dedique a LOS NIÑOS momentos de calidad y la culpabilidad que se siente genera que se les premie con todo cuanto deseen, al hacerlo se les está dando a entender que ellos son los dueños del mundo y que todo se somete a su voluntad.

- El corregirlos si tienen malos hábitos.

Celebrarles todo lo que hacen, todo lo que dicen desde pequeños evitando mostrarles que sus acciones o sus palabras no son las adecuadas lleva a los niños a que  piensen que son muy inteligentes y que todo lo que piensan esta bien. Se lleva a la falta de respeto por los demás, se da permiso para que atropellen a todas aquellas personas que los rodean.

- Evite ser su sirviente y hacer sus tareas.

El recogerles el desorden que hacen, los zapatos, libros, ropa que dejan tirados, los lleva a pensar que los demás existen para servirles. Cuando se les hacen las tareas, cuando se asumen sus obligaciones o deberes se les está enseñando a los niños cargar sus responsabilidades sobre los hombros de los demás. No pueden hacer nada por ellos mismos. Se convierten en personas irresponsables y con la convicción que los demás son quienes deben hacer todo por ellos. No valoran el esfuerzo de otros y pasan por encima de todos.

- No al maltrato infantil,  al discutir frecuentemente frente a los niños y al ser violento.

Es una pauta para que los niños no respeten a los demás ni si quiera a las personas que aman.  Lleva a enseñarles que la violencia es el mejor camino para someter a los demás y que es una buena manera de obtener lo que se quiere generando miedo. Lleva tambien a la formación de una baja autoestima, a que sean inseguros, a tener resentimientos, a acumular rabia que envenena sus pensamientos. a ser agresivos, a tener un temperamento muy variable.

- Cuidado con proporcionarles todo el dinero que necesiten.

El hecho de no permitirles ganar algo por sí mismos con su propio esfuerzo o con su propio trabajo los está llevando a ser dependientes siempre de los demás para cubrir sus necesidades y hace que ante sus ojos sean los demás los que tienen la obligación de sostenerlo. Los niños no le dan  valor a lo que poseen, para ellos lo fácil se convierte en lo mejor, les genera dependencia en algunos casos o les provoca urgencia de satisfacer sus necesidades de más alto nivel  de la forma que sea posible llevándolos a la delincuencia (robo, secuestro, extorción).

- Inculqueles valores.

Los valores determinan quien eres, permiten discernir la vida. Los valores espirituales perfeccionan al hombre en lo más íntimo, haciéndolo más humano, con mayor calidad como persona. Una baja formación en valores lleva a que los niños no se inserten eficazmente y de forma fructífera en la sociedad. Lleva hacia la formación de bandas delictivas, a la prostitución, embarazos no deseados, robos, transculturación, entre otras.

- Orientelos espiritualmente.

Este tipo de orientación permite que los niños aprendan a resolver conflictos internos, tendrían autonomía personal, aprenderian  de los diferentes momentos de la vida. El no proporcionarles este tipo deformacion les puede generar tendencias suicidas, a no encontrarle sentido a su vida, a vivir en un mundo de caos donde definir que es bueno o malo no tiene sentido porque para ellos todo es igual.

- Aumentar su autoestima.

Hacerlos sentir que no tienen ningún valor, evitar darles amor, aplicarles normas conductuales violentas, anular sus sueños, hacerlos ver como unos fracasados. Es una forma de llevar a la  anulación a los niños, generando sentimientos de angustia, de dolor, indecisión, desanimo, pereza, vergüenza, rencor y otros. Estos sentimientos, en su mayoría ocultos pueden llevar a los niños hacia una formación personal altamente depresiva, atener complejos de culpabilidad, a sufrir cambios repentinos de humor, a tener crisis de ansiedad, de pánico, reacciones inexplicables.

- Eviten la indiferencia como padres.

El hecho de no mostrar interés por los niños. El que no importe si están enfermos o no, si se alimentan bien o no, donde están, con quien permanecen, que clase de amigos tienen puede ocasionar en los niños un desequilibrio mental ante la posibilidad de ser rechazados por sus padres, les genera aislamiento, una baja autoestima, se culpan de todo, se sienten con vergüenza y el camino hacia las drogas, el alcoholismo, la delincuencia son mecanismos para evadir su realidad.

 La delincuencia se produce como un escape a esa vida de soledad que se tiene, a la falta de amor, a una bajaautoestima y un pesimo autoconcepto.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: