“En todo el mundo, 1 de cada 5 niños manifiesta problemas psicológicos o de conducta que pudieran marcarlos para el resto de su vida”, señala el diario londinense The Independent. Un informe conjunto de la Organización Mundial de la Salud y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia advierte que el índice de depresiones, suicidios y autolesiones ha aumentado “de forma alarmante” entre los jóvenes. Los más afectados son aquellos que viven en zonas de guerra o en países que atraviesan rápidos cambios sociales y económicos. Según el informe que recoge The Independent, los niños deprimidos “son propensos a contraer otras enfermedades y a adquirir hábitos peligrosos que pudieran acortar su vida”. Dicha fuente añade que “alrededor del setenta por ciento de las muertes prematuras entre adultos se relacionan con vicios adquiridos durante su adolescencia, tales como fumar, beber y tomar drogas”.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: