NIÑOS Y APRENDIZAJE

La Tecnología, ¿Ayuda o Peligro?

 

Antes se hablaba de la 'caja tonta', ahora se debería hablar de las 'pantallas inteligentes'. Es cierto que las tablets y los teléfonos, entre otros, pueden llegar a ser muy útiles y complementar una buena educación e instrucción o enseñanza dirigidas a nuestros niños. Aun así, aunque se haga una cuidadosa selección de contenidos a fin de que resulten educativos, los efectos que podría tener su uso en los niños quizá llegué mucho más allá de lo que ningún padre podría imaginar.

 

Por ejemplo, cada minuto empleado por un niño jugando con un teléfono o un tablet, o visualizando un vídeo, es un minuto que su cerebro pierde de:

· Aprender sobre su propio cuerpo,

· Experimentar formas y tamaños,

· Percibir distancias,

· Trabajar el equilibrio de su cuerpo,

· Familiarizarse con diversas texturas,

· Conocer nuevas sensaciones del tacto y la fuerza,

· Desarrollar sus músculos y, en definitiva,

· Desarrollar las habilidades motrices tan necesarias para el resto de su aprendizaje como bebé y niño. Las habilidades motrices forman parte de una base sobre la que se sustentará una gran cantidad de funciones a lo largo de toda la vida de los niños.

 

De hecho, esta absorción de información sobre su propio cuerpo y lo que le rodea, será esencial en el niño para adquirir habilidades cómo andar y saltar, u otras destrezas.

De igual modo, el tiempo que un niño puede pasar con una pantalla, lo adquiere sacrificando otras actividades (como, por ejemplo, la de relacionarse con sus padres, más niños u otras personas). Esto, a su vez, obstaculiza su socialización y puede conllevar pérdida en la faceta afectiva y/o emocional.

 

Por otro lado, mencionar que cada vez se está hablando más de la radiación que emiten teléfonos, tablets, ordenadores y otros aparatos electrónicos. Ya se comentan diversos efectos negativos que pueden llegar a tener en adultos y cómo puede afectar a la salud.

¿Es posible que puedan llegar a afectar de forma tan negativa a los adultos sin tener la más mínima repercusión en unos cuerpos tan tiernos y en continua formación, como lo son los de los niños?

Así mismo, la luz artificial tan potente y brillante y la corta distancia a la que los niños miran las pantallas hacen preguntarse en cómo esa contínua exposición afectará a su vista a corto y largo plazo.

Estos asuntos quedan a cargo de los padres de estos queridos niños.

 

Por todo ello, quizá sea recomendable para los padres hacer un uso responsable y equilibrado en tiempo y contenido de estos medios para sus hijos. Así los niños podrán obtener aprendizaje en las mejores condiciones posibles. 

 

Una última reflexión:

En algunos lugares alejados de toda civilización - tal como la conocemos - utilizan mezclas de ciertas plantas y raíces muy concretas para ayudar a fortalecer los músculos de las piernas de los bebés, logrando así que puedan empezar a caminar en tiempo récord - a los pocos meses de vida -. Sin embargo, en países y lugares que se consideran muchísimo más avanzados, ¿será el caso de que se está entorpeciendo el aprendizaje y el desarrollo de capacidades y habilidades de los niños más pequeños - justo en el momento que más tienen que desarrollarse - con lo mismo que se considera progreso?

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: