Niños alegres y disfrutando

Los niños son lo más importante si deseamos que la humanidad persista y mejore. En los tiempos que vivimos, los niños son víctimas del comportamiento de los adultos a todos los niveles.

Los niños vienen al mundo porque nosotros queremos. Conozco a varias parejas que han tenido niños simplemente porque les gustaban los bebés sin plantearse que crecen muy deprisa. Es cierto que cuando son bebés son lindísimos, pero qué ocurre después…

Los niños empiezan las clases y cuando, desde el primer momento necesitan tu ayuda con los deberes, empiezan los problemas. La falta de tiempo o el inculcarles que deben ser independientes cuanto antes, son sólo excusas que damos para que no sean molestos.

¿Por qué oigo frecuentemente que los niños tienen demasiadas vacaciones? Porque durante ese periodo los niños tienen que quedarse en casa con sus padres. La solución para ese problema, que no debería existir, son los campamentos de verano o de invierno. Una solución perfecta para que disfruten del aire libre y socialicen aunque, a veces, no les apetezca.

Los niños son también las víctimas de la separación de los padres. Los adultos pueden rehacer su vida y no pasa nada; sin embargo, los niños no olvidarán el dolor que les supuso ese trance.

Deseo fervientemente que los niños de hoy sean más responsables que muchos padres y que si desean tener hijos sepan que como decía mi sabia abuela: «Un hijo es una enfermedad de nueve meses y una convalecencia de toda la vida.»

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: