Cuando tenía solo dos años fue declarado la reencarnación de un Lama budista tibetano pese a que había nacido en en Granada. Sus padres se habían convertido al budismo y eran seguidores de Thubten Yeshe, un Lama tibetano que viajó mucho por occidente en los años setenta,. Debido a una enfermedad del corazón el Lama murió en 1984 cuando tenía 49 años y sus seguidores quedaron consternados por la falta del maestro. En el budismo los Lamas de alto nivel pueden escoger su futuro después de la muerte y una de las opciones es la reencarnación y pueden decidir donde y con quien.

fotografia

Después de morir el Lama, María Teresa Torres supo que estaba embarazada y la convicción de que el niño que iba a nacer era la reencarnación de Yashe creció y todos los seguidores decidieron que Osel era el elegido para ser el futuro Lama como la reencarnación del que había sido su maestro. La madre de Osel se sintió una mujer especial al saber que ella era la elegida para traer al mundo al siguiente Lama y no rechazó la idea y la abrazó con gran satisfacción. Cuando cumplió dos años, Osel Hita Torres fue declarado oficialmente la reencarnación del Lama budista tibetano y lo vistieron con una bata y sombrero amarillo y todo el mundo se arrodillaba para pedirle su bendición en el monasterio al sur de La India donde le recluyeron apartándole de sus padres y hermanos.

fotografia

fotografia

fotografia

Actualmente Osel manifiesta no sentir ningún remordimiento hacia sus padres pues para ellos fue algo muy importante, "estaban entregando al niño como si fuera a entrar en Oxfor o Yale". También manifiesta Osel, que se convirtió en un tirano, exigente y mal criado y que de pequeño era muy mandón. Mas tarde, cuando entró en la pubertad con 14 0 15 años ya empezó a sentir inquietud y a través de varias lecturas empezó a tener dudas de si era verdaderamente budista o le habían impuesto esta forma de vida.

fotografia

Hasta que no cumplió los 18 años no dió el paso y habló muy en serio con su madre, "¿Si decido no volver al monasterio puede alguien forzarme a volver?". Su madre se puso de parte de él y decidieron que no regresaría nunca más renunciando así a ser el siguiente  Lama del Tíbet Recibió muchas presiones pues el monasterio quería que volviese, cartas y llamadas de budistas de todo el mundo pero él y su familia ya habían decidido. renunciaba a ser el Lama y a recluirse nuevamente en el monasterio donde había pasado toda su infancia y pubertad..

fotografia

fotografia

Osel sigue creyendo en la reencarnación y que el Lama Yeshe pudo haber escogido su cuerpo para volver. "No se si está dentro de mi, pero es uno de mis mejores amigos". Actualmente Osel vive en Ibiza, tiene 27 años y lleva una vida tranquila pero en cierto modo se siente atrapado entre dos culturas y con un futuro incierto, pero si hay algo que tiene claro, es que no quiere ser Lama y tiene el total apoyo de sus padres y hermanos. Quiere rodar documentales pues en Madrid obtuvo la licenciatura de cinematografía y es la actividad que más le apasiona.

fotografia

No suele conceder muchas entrevistas ya que ha tenido malas experiencias con los medios de comunicación que malinterpretan su palabras. No quiere ofender a los budistas, solo desea pasar desapercibido, escuchar música y rodar documentales en la maravillosa paz de la isla de Ibiza.

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: