la niña de la selva

LA NIÑA DE LA SELVA

La niña de la selva, Rochom P’ngieng, es un ejemplo vivo del triste descuido humano, incapaz de dar solución a un problema que jamás debería haber ocurrido.

LA NIÑA DE LA SELVA: así es como se conoce hoy en día a ROCHOM P'NGIENG. Nació en CAMBOYA, en el seno familiar de pocos recursos. Siendo aún una niña de aproximadamente nueve años, hay fuentes que sitúan la edad de desaparición en los siete años, un día de repente desaparece. Las búsquedas iniciales para encontrarla fueron infructíferas. Tuvieron que pasar casi dos décadas, hasta que fue de repente encontrada como un milagro. Ya hecha una mujer, con el pelo largo hasta los tobillos, sin peinar, sin asear, con el aspecto de una salvaje, ha sido rescatada de la selva de Camboya. La selva se ha convertido en su hogar durante casi veinte años. Ha sobrevivido junto a los animales salvajes, sin más compañía, sin el cariño y el cuidado de su familia. Completamente sola, esta niña se convirtió en mujer.

Aunque su padre cree haberla reconocido como su hija perdida, nunca se llegaron a realizar las pruebas de ADN. Inicialmente dio su consentimiento para llevarlas a cabo, pero lo retiró rápidamente. ¿A qué tendrá miedo su padre y el resto de la familia? Si realmente quieres a tu familia, ¿no estarías dispuesto a hacer cualquier cosa por ella?

Hoy en día, LA NIÑA DE LA SELVA, como conocen a Rochom P’ngieng, está viviendo en una pequeña cabaña y bajo los cuidados de su hermana. Le ha costado adaptarse, aunque no lo ha hecho nunca por completo. Después de haber sido encontrada, sufrió otro incidente: se perdió en una fosa de aguas negras, donde pasó aproximadamente diez días.

Rochom P’ngieng, la niña de la selva, pasa los días en solitario hundida en la máxima melancolía. Por falta de recursos, sus padres no pueden costear el tratamiento psicológico que ella necesita para, primero, integrarse completamente en la sociedad y, segundo, para averiguar más detalles de su pasado que le ha llevado vivir veinte años en la selva de Camboya.

¿Cómo habrá sobrevivido? ¿Cómo era su día a día? Hay muchas preguntas abiertas que tal vez nunca encontrarán respuesta por falta de medios y recursos. Hoy, la niña de la selva vive en una cabaña, en compañía de su hermana, recibe alimentación y su aseo regular está asegurado. Ha aprendido a vestirse, tras negarse al principio, acostumbrada a andar como Dios la trajo al mundo. Vive encerrada y vigilada por su familia para que no se vuelva a escapar, una señora hoy adulta, tratada como una niña castigada. Mientras tanto, vive con la mirada triste y perdida, a la vez que muda. No se comunica con nadie. Su única comunicación y salida al exterior son unos dibujos que realiza de vez en cuando y los dos paseos que da diariamente junto a su hermana.

La mirada perdida de una niña perdida…. ¿estará echando de menos a la selva, que durante casi dos décadas ha sido su hogar? ¿Extrañará a los animales salvajes que le hicieron compañía durante tantos años? Si la dejaran, ¿volvería a la selva? Si estos ojos hablaran....¿qué no nos contarían?

Llegó a ser famosa, fue noticia en todo el mundo, pero está ajena de todo lo que está pasando y carece de medios… pero, si pudiera hablar, mucho tendría que enseñarnos sobre la libertad, la supervivencia en la selva y el comportamiento de los animales “salvajes” que la acogieron e instruyeron…. No obstante, el ser humano “civilizado” se limita a encerrarla. 

Mientras tanto, se le sigue llamando LA NIÑA DE LA SELVA.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: