Una niña y niño víctimas de abuso sexual

Una niña de 7 años y un niño de 9 años son las últimas víctimas en denunciar haber sufrido abusos sexuales por parte de militares europeos en misión de paz en la República Centroafricana. De esta manera, ya son seis los nuevos casos de presuntos abusos a menores que están siendo investigados por la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Sexo a cambio de comida: las acusaciones de abusos sexuales a niños contra soldados europeos en República Centroafricana

La niña relató que realizó sexo oral a soldados franceses a cambio de agua y un paquete de galletas. Los militares eran miembros de la misión "Sangaris" desplegada en diciembre de 2013 tras golpe de estado de marzo de ese año en la nación africana. Además, ambos relataron que otros niños también sufrieron los mismos abusos en repetidas ocasiones por parte de los militares de esa nacionalidad.

Francia envió tropas a su antigua colonia en 2013 después del enfrentamiento entre milicias cristianas y rebeldes musulmanes, para proteger a la población, en una misión que concluyó el pasado año. Los supuestos abusos se cometieron en 2014, pero casos han salido a la luz en las últimas semanas.

soldados

Otros abusos

Otras cuatro chicas, que entonces tenían entre 14 y 16 años, aseguraron que sufrieron abusos por parte de militares georgianos que pertenecían a la operación de la Unión Europea de mantenimiento de paz en República Centroafricana (EUFOR-CAR).

Dos de las niñas contaron que fueron violadas mientras que otras dos dijeron que recibieron dinero a cambio de mantener relaciones sexuales con los militares.

Los abusos se cometieron en las inmediaciones de un campamento para desplazados en las proximidades del aeropuerto de la capital, Bangui. Durante las investigaciones también salieron a la luz otros casos que implican a Cascos Azules de la ONU, que están siendo tratados por separado con los países a los que pertenecen las tropas.

"Continuas alegaciones"

El alto comisionado de Derechos Humanos de la ONU, Zeid Ra’ad Al Hussein, dijo este viernes que estaba "muy alarmado" por las "continuas alegaciones" de explotación sexual y abusos a menores en la República Centroafricana por militares extranjeros. El funcionario pidió la colaboración las autoridades de Georgia y Francia, así como de la Unión Europea, que ya ha ofrecido su ayuda para esclarecer lo sucedido.

"Estas acusaciones son muy serias y es fundamental que esos casos se investiguen a fondo urgentemente", dijo el alto comisionado.

Fuente Historia: BBC Mundo

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: