Neurosis, la realidad subjetiva

En el mundo actual ser neurótico es lo habitual, pero no es sano

Entre lo real y lo imaginario, hay una línea bien marcada y una que casi no existe. Todo depende del grado de subjetividad que posea cada persona y que quiera incorporar a la realidad.Esto incluye la capacidad de diferenciar lo que uno cree y lo que en realidad es.

El contacto con el mundo, será de modo sano si se hace desde lo que se percibe mediante los sentidos, sin anteponer el concepto que se tiene de realidad. Si, el modo de reaccionar se hace desde lo que se interpreta o se piensa, se está anteponiendo lo que se imagina y su consecuencia es que podrán aparecer los malentendidos. 

El modo de actuar de un neurótico

Solo existe una realidad, independientemente de las interpretaciones que cada persona quiera hacer de ella. Pero también es cierto, que resultaría complicado no contaminar la realidad con las distintas versiones que cada uno cree ver en ella. 

De todas formas, el problema no está en las subjetividades sino en creer que son reales. Si una persona se basa solo en la imaginación, todo girará entorno a lo que piensa en vez de a lo que percibe. 

Según el psicoánalista Alemán, Fritz Perls, el neurótico no se centra en sus necesidades reales. Su forma de pensar, no tiene nada que ver con la realidad ni siquiera en la suya propia. Siempre está en la búsqueda de lo que él cree, por lo que los contactos inapropiados que establece hacen que se aleje más de la realidad y que no sea nunca capaz de satisfacer sus necesidades reales. 

Ejemplos de comportamiento neurótico

Pilar ve a José en un bar, y este tiene el ceño fruncido. Ella de forma automática piensa que José sigue enfadado, ella trata de evitarlo y lo esquiva. A su vez José ve como ella lo esquiva, por lo que piensa que la que está enfadada es ella, por lo que le dijo un día. La realidad es, que José tiene el ceño fruncido porque le da el sol en los ojos. No se produjo el encuentro por lo que ambos pensaron y no por la realidad.

María le dice a Mario, que tiene intenciones de ayudarle con su tarea puesto que ella se encuentra con ganas de hacer cosas y ve que él está algo desganado. Mario, se enfada porque cree que María pretende que sea como ella y que no le acepta por ser como es. María no se siente valorada por Mario y cree que en realidad no la valora. 

Son ejemplos que suceden en multitud de ocasiones a diario. Los cuatros, dieron por hecho lo que pensaba el otro y obraron como ellos habían pensado. 

Para concluir

La neurosis, tiene una característica principal, no existe un contacto real con todo lo que rodea a las personas. Por lo que para evitar situaciones incómodas, es preciso tratar de diferenciar lo que uno se imagina a lo que sucede en realidad. 

 

 


 

Neurosis, la realidad subjetiva

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: