Salió una película en Francia titulada "Neuilly sa mere" que se me antoja ver (nada más porque sale Neuilly y me trae muy buenos recuerdos). Fue la ÚNICA película francesa (producida a gran escala)expuesta en las salas de cine francesas este verano. Las cintas americanas acapararon TODA la cartelera.

 

 

Es realmente muy triste y dramática la brutal americanización francesa en el último lustro. La cultura norteamericana se ha convertido para la nueva generación de franceses en un símbolo de estatus, o lo que ellos llaman l"art coolness (que yo creo no es más que la frivolización y trivialización de lo que ellos consideran su sofisticado estandar de vida: pareciera que los franceses jóvenes ya no distinguen entre lo exquisito y lo mundano).

La impresionante y grosera anglofilia digna de nouveau riche de Nicolas Sarkozy parece no ayudar para nada. (¿Vieron lo que le hizo a Dominique de Villepin, la mano derecha de Chirac? Sarkozy ha dado una imagen terrible: aquella de un político rencoroso y vengativo sin duda. Para mi ha sido realmente una gran decepción... aunque su despiadada política contra los rivales es un soberbio homenaje a la estrategia maquiavélica ( http://semanal.milenio.com/node/1246 )... ¡Vaya! Ni Berlusconi ha hecho eso cuando ha tenido a los "jueces comunistas" en la palma de su mano.

Tengo esperanza en que el espíritu del Presidente galo y su Pueblo tome una nueva dirección.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: