Negligencia Médica

Tanto en la Sanidad Pública como en la Sanidad Privada, en alguna ocasión; los médicos cometen una negligencia médica

La mayoría de países tienen leyes destinadas a proteger la salud de los ciudadanos. 

Aún así, un gran número de negligencias médicas no se denuncian, en parte porque los pacientes no conocen sus derechos y en otras porque no lo consideran necesario. 

¿Qué es una negligencia médica?

Una negligencia médica, se produce cuando el médico receta un tratamiento inadecuado, o sí no realiza todas las pruebas necesarias para efectuar el diagnóstico correcto. En otros casos en los que se da una mala práxis médica es cuando se realiza un diagnóstico equivocado de la enfermedad que tiene el paciente. A veces también se produce una mala comunicación entre el médico y el paciente. 

No es sencillo detectar cuando se produce esa negligencia, puesto que es habitual que el paciente o su familia confundan una mala atención por parte del médico o, estén descontentos con la mala atención de los sanitarios en general. 

Modo de actúar ante una negligencia médica

La forma de estar seguro de que se ha cometido una negligencia médica, es observar la reacción del médico. Es observar la reacción que tiene el médico cuando se le solicita información  y este o bien no quiere dar la cara u oculta y cambia pruebas, también es posible que haga una falsificación de alguna. 

En todo caso si el paciente o su familia, tienen sospechas de negligencia médica, deben reunir toda la información que sea posible. Ya que es importante que se cuente con toda la documentación, pruebas, tratamiento, diagnóstico. 

Acudir a una asociación que defienda los derechos del paciente, y una vez que se tiene la certeza de que se ha producido la negligencia médica, denunciar. Para la misma hay varias opciones:

Mediante la vía penal, ya que es válida  tanto para la Sanidad Pública, como para la Sanidad Privada. Con ella se busca ver reparado el daño, mediante una compensación económica. Esta además puede dar lugar a una pena de cárcel o a que se inhabilite al médico. 

La vía administrativa, solo es válida para la Sanidad Pública. 

Y la tercera opción, es acudir a la vía civil. Con ella se pueden reclamar daños y perjuicios, si esa asistencia se ha producido en un centro privado.

El procedimiento para denunciar una negligencia médica es complejo, pero si los pacientes y sus familias conocen los medios de los que disponen a su alcance, no deben dudar en denunciar al médico. 

 

 

 

 

Negligencia Médica

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: