necesidad

CUANDO LA NECESIDAD SE IMPONE

UNA VIDA ACOMODADA es símbolo de BIENESTAR y está libre de preocupaciones. Sin embargo, no es así cuando la necesidad se impone. La falta de trabajo, de ingresos y de un hogar estable despiertan las alarmas psicológicas de la supervivencia.

Cuando la necesidad se impone, se despierta el instinto como si unas alarmas saltaran, y el ser humano comienza su lucha por adquirir (quien nunca lo ha tenido) o por recuperar (quien lo haya perdido) el bienestar.

La necesidad no entiende de edades, ni de géneros y tampoco de razas. Se presenta en los diferentes niveles sociales y sobreviene como algo inesperado. De ahí, se distingue entre diferentes niveles de necesidades:

1) EN LA INFANCIA. Hay quienes viven la peor época de su vida durante su infancia. Las razones de las necesidades pueden ser muy diversas: crisis económicas, rupturas familiares, pérdida de los padres como sostén vital, enfermedades prolongadas, haber nacido en el seno de una familia pobre…. Las personas que han pasado su infancia en estas circunstancias, donde la necesidad se impone, suelen madurar a un nivel mucho más rápido que aquellos niños a los que nunca les ha faltado de nada. En el primero grupo, suelen formarse las personas más luchadoras, trabajadoras y ambiciosas que en el segundo grupo. Por tanto, una vez llegado a la edad de adultos, las personas del primer grupo consiguen tener, a menudo, más éxito. Una de las consecuencias de una vida acomodada es la pereza, un mal que puede hacer mucho daño a las personas. Por tanto, la educación en familia y la enseñanza deben incluir asignaturas como la supervivencia, la lucha y el esfuerzo. Por supuesto, no se puede generalizar a cien por cien, ya que siempre existen las excepciones.

2) EN LA MADUREZ. Las personas adultas acostumbradas a tenerlo todo se enfrentan a un grave problema cuando, de repente, lo pierden todo. La falta de costumbre de tener que luchar por conseguir el pan de cada día ciega a las personas acomodadas y no están conscientes de lo difícil que puede ser el adquirir una vida cómoda y, sobre todo, mantenerla.

La ausencia del bienestar genera un instinto más despierto y la persona suele ser más activa buscando oportunidades para cubrir las necesidades. La pérdida del bienestar es más dolorosa para quien lo ha vivido y sabe lo que significa tenerlo todo. Dicha pérdida es, lo que generalmente, se conoce o denomina como crisis. Se trata de una faceta en la vida que no la desea nadie, sobre todo aquel que ha pasado por al menos una. Y es una buena escuela para muchas personas que desconocen lo que significa tener que trabajar duro y luchar por lo suyo. Es más fácil darlo todo por sentado y verlo como algo normal poder estudiar y trabajar.

La diferencia entre una persona pobre y otra rica es grande, pero más aún la es entre aquella que ha salido de ella por méritos propios y aquella que lo ha recibido de manera más fácil. El que tuvo que luchar para conseguir su éxito en la vida, sobrevive mejor en un mundo ambicioso y no vuelve a perder lo adquirido con tanta facilidad como aquella persona que siempre lo ha tenido todo fácil, porque ha recibido muchas cosas regaladas. Aquella persona que ha vivido la vida de forma acomodada desde la infancia, es más propensa a perderlo todo con facilidad. Y es más doloroso, porque tiene que aprender lo que el otro grupo de personas ya ha aprendido desde hace tiempo. La necesidad funciona como el motor que dirige a la persona para buscar soluciones adecuadas a los problemas.

"CUANDO LA NECESIDAD SE IMPONE" surge a partir de una dificultad, o varias incluso, y se debe considerar como un regalo, puesto que nos enseña cosas de la vida que de otra forma jamás podríamos sospechar. Además, ayuda a madurar y nos muestra la vida desde un ángulo completamente distinto. Se aprende a valorar más la vida cuando la necesidad se impone.

necesidad

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: