Necesidad de crear ídolos

El ser humano tiene la necesidad de crear ídolos, el motivo por el que lo hace todavía no está demasiado claro, lo cierto es que sino existe la gente crea uno nuevo de manera inmediata

La mejor manera de definir la palabra ídolo, es decir lo que es un falso dios. Por lo tanto cuando se dice de alguien que es un ídolo, quien así lo ve le está llamando falso dios. 

Pero este término no es exclusivo del mundo masculino, en el mundo femenino también se puede encontrar a la falsa diosa, la palabra utilizada en este caso es diva. 

Hubo alguien que dijo que maldito era el pueblo que necesitara ídolos, pero lo cierto es que el mundo no podría vivir sin ellos. 

Ambientes en los que se crean los idolos

La gente tiene la necesidad de crear ídolos y lo hace porque para ellos tiene una importancia fundamental. En ocasiones, da igual los meritos que haya hecho el personaje en cuestión para obtener esa consideración. Así, entre grupos de adolescentes es habitual hacer del cantante o grupo de moda en ese momento un ídolo de masas. Lo mismo sucede en el mundo del cine, cada vez que surge un nuevo actor, aunque sus dotes interpretativas no sean las más adecuadas, solo por el simple motivo de ser guapo, de la noche a la mañana se convierte en un ídolo. Esto también se puede aplicar en el deporte, donde hoy en día es más ídolo el deportista que es guapo y que tiene un buen cuerpo, antes que el que realiza bien trabajo. 

Pero después ¿qué pasa con ellos?

Cuando alguien se convierte en un ídolo, es muy fácil que olvide su pasado y delante de todo el mundo empieza a vivir con esa actitud de ídolo que todos esperan. A la gente le interesa más su vida personal, cuantas novias tiene o con cuantos chicos ha salido, incluso algunos copian su mismo estilo de vida, para no ser menos que él. 

El ídolo vive en ese falso mundo de ilusión, del que la mayoría de veces le cuesta salir, su vida se convierte en una fantasía que termina por explotarle, llega un momento en el que siente un enorme vacío interior y todo aquello que había construido se derrumba a sus pies. Para canalizarlo suele caer en el error de entrar en el mundo de las drogas, del que a menudo es complicado salir. Pero es el precio que el ídolo tiene que pagar cuando esa gente que lo creo, empieza a cansarse de él y termina por abandonarle.

 

 

Necesidad de crear ídolos

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: