fotografia

Prendas ligeras hacen que enseñemos más nuestra piel en verano sobre todo cuando estamos en zonas de playa y por ello nos exponemos más a los rayos de sol que en otras épocas del año. Muchas veces pensamos que con el uso de un protector solar ya está todo solucionado para cuidar nuestra piel pero lo cierto es que son otras muchas cosas las que contribuyen que tengamos un aspecto radiante y saludable. Lo que no hay que olvidar nunca son los peligros que tienen los rayos de sol como es el cáncer de piel y otras alteraciones que pueden tener un mal final.

fotografia

No hay que olvidar en los meses calurosos tomar mucha agua que hidratará nuestra piel y se mantendrá radiante y tersa y además también se aconseja una loción refrescante que las hay en spray y que se pueden usar a cualquier hora del día. El rostro debemos limpiarlo dos o tres veces al día pues como se suda los poros se abren y pueden absorber panes.rtículas invisibles que pueden provocar granos y otras infecciones.

fotografia

fotografia

Para el resto del cuerpo es necesario realizar la exfoliación una vez al día para librarnos de las células muertas y permitir con más rapidez la regeración de la piel. Después hay que aplicar una crema hidratante por todo el cuerpo y en el rostro a su vez. Por la noche, una mascarilla casera a base de yogur y miel nos hará tener un rostro radiante al día siguiente. 

Cierto es que da un poco de pereza y más si estamos de vacaciones dedicarle tanto rato a nuestro cuerpo pero lo cierto es que vale la pena ya que los resultados son excelentes y lo notamos en las miradas de admiración que despertamos en los que nos contemplan.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: