Las Navidades sorprendentes para los niños son muy fáciles que hacer a poco que dejes volar tu imaginación. Se trata de hacer disfrutar a los más pequeños de la casa y de disfrutar tú también con su alegría. ¿Cómo hacerlo? No se trata de gastar mucho dinero en regalos. Las sorpresas mejor recibidas por los niños y niñas son aquellas que no implican un gran gasto monetario.

 

Ejemplos de actividades que puedes hacer en tu casa para ofrecer unas Navidades sorprendentes a los niños serían:

-Unos vídeos de Papá Noel y los Reyes Magos en los que les felicitan la Navidad a cada uno de ellos. Ya sabemos que los Niños creen en la existencia de estos personajes y nada les haría más ilusión que un Rey Melchor hablándoles de tú a tú en la pantalla del televisor del salón.

-Responder sus Cartas a los Reyes Magos con unas cartas de respuesta a sus peticiones de juguetes. Te valen para educarlos. Les puedes explicar por qué le traen un determinado regalo y/o no le traen otro que también habían pedido.

-Pasteles con sorpresa para salirnos de los polvorones y turrones de toda la vida. Un pastel hecho en casa es más sano para todos y lo puedes personalizar introduciendo en su interior un pequeño regalo.

-Invitar a Papá Noel a la fiesta de Nochebuena haría mucha ilusión a los niños. ¿Te imaginas qué cara pondrían tus hijos si un viejo gordo vestido con su traje rojo apareciera sentado a la mesa hablándoles con su vozarrón de vikingo?

-Unas postales de Navidad personalizadas con las fotos de sus personajes favoritos les causarán más emoción que las postales de Navidad tradicionales.

 

Les puedes dar a tus niños unas Navidades sorprendentes gastando muy poco dinero. El Papá Noel que invitas a tu cena de Nochebuena puede ser, por ejemplo, un amigo de la familia que se presta a disfrazarse para hacer la fiesta total. Es cuestión, pues, de echarle imaginación a la Navidad para que sea inolvidable para todos.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: