Para muy pocos la época de navidad es la mejor, Viajan, pasean en cruceros, viajan grandes distancias en sus yates o en sus aviones privados, se hospedan en sus casas de campo a la orilla del mar con playa privada, o en su defecto en hoteles 6 estrellas, etc. Etc. Dan de regalo a sus seres queridos: Casas, carros, joyas (principalmente diamantes), el último celular salido al mercado, prendas de vestir, tan suntuosos y de costos tan exorbitantes que muchas veces no alcanzan nuestra imaginación, ¡ésta es la Navidad de los millonarios!.

Para los ricos también la navidad es de gran regocijo, hay muchos regalos, manjares, suntuosas cenas de navidad, viajes en primera clase, hoteles 5 estrellas. Etc. Etc.

Para quienes somos del proletariado, la navidad es casi un sueño, nos esforzamos por hacer alcanzar el dinero para disfrutar de la noche de navidad de una cena decente y diferente. Nuestro sueño es poder reunir a toda la familia que por diferentes circunstancias se encuentran alejados, algunos por pocos kilómetros de distancia, pero la dificultad por la falta de dinero para el transporte de servicio público no les permite viajar. Además los costos de los colegios y universidades para nuestros hijos que deben ser cancelados a principios de Diciembre, nos dejan sin un duro para poder brindar regalos y demás.

Nuestros árboles de navidad continúan con los mismos adornos de hace 3 o 4 años, al igual que las luces, las cuales debemos revisar cada año con mucha paciencia para cambiar los bombillitos que se han fundido. Pero a pesar de tantos inconvenientes, tratamos de pasar una navidad feliz con nuestros hijos, nuestros padres y la familia que se pueda reunir en cada ocasión. Nos entristece no poder dar a nuestros hijos lo que piden, pero tratamos de brindarles mucho amor, para que sientan que no es por falta de amor sino por falta de dinero que no podemos realizar sus sueños.

Hasta aquí todos vivimos y disfrutamos la navidad, somos felices con mucho o con muy poco y nos divertimos hasta el cansancio, nos embebemos tanto en nuestras navidades que generalmente no pensamos y mucho menos imaginamos la navidad de quienes viven en miseria e infelicidad, desdichados por tanto infortunio, cuyos hijos no conocen de la navidad, pero saben que durante esta época abundan los juguetes en los botes de basura arrojados por algún niño rico e inconsciente al cual ya no le interesan; así anhelando un juguete exponen sus vidas cruzando calles o avenidas para buscarlo en los botes de basura, además no conocen el concepto de familia porque alejados de sus padres deben trabajar para conseguir el pan diario.

¡La Navidad es la época de regalar amor, de ser misericordiosos y ayudar un poco con tantos necesitados, no es necesario deshacernos de mucho, pero con un granito de arena podemos hacer feliz a alguien que realmente lo necesite!.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: