"A mi modo de ver, los principios de la Física no se pronuncian en contra de la posibilidad de maniobrar las cosas átomo por átomo". Este era el punto de vista del Nobel de Física, Richard Feynman para 1959, cuando propuso estudiar la materia más a fondo. Desde entonces, la palabra nanotecnología es usada para definir las ciencias y técnicas aplicadas a un nivel de medidas extremadamente pequeñas, "nanos", que permiten trabajar y manipular las estructuras moleculares y sus átomos.

Matemáticamente, un nano se escribe como 10 elevado a la potencia -9 o 0,000000001 metros, por lo que es la mil millonésima parte de 1 metro o la millonésima parte de 1 milímetro; también, 1 milímetro = 1.000.000 de nanómetros.

Los científicos utilizan la nanotecnología avanzada para crear materiales y sistemas novedosos; máquinas mil veces más potentes y aparatos menos costosos que los actuales. Los ordenadores trabajando con átomos individuales podrían consumir poquísima energía y conseguir velocidades asombrosas.

En el área de la medicina ya se han dado algunas hazañas nanométricas. Investigadores de la Universidad Hebrea de Jerusalén se basaron en la nanociencia para crear un sistema más eficiente de detección de diabetes, usando nanos de oro. Un elemento tan pequeño tiene propiedades completamente distintas a las que tiene cuando es más grande. Hoy en día es posible organizar los átomos de la materia con la forma que se escoja y mejorar la tecnología.

En el campo de la ingeniería de materiales, permitirá hacer elementos muy ligeros pero resistentes. La fabricación de carros, aviones, y objetos; podría contar muy pronto con un material inteligente, capaz incluso de reconstruirse con rapidez. Existe un grán consenso en el que la nanotecnología nos llevará a una segunda revolución industrial a mediados del siglo XXI que, según proyecciones de algunos expertos, podría salvar a muchas empresas de crisis económicas seguras.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: