En varias ocasiones, esta madre que ocupó todos los medios por la inseminación y posterior parto de ocho niños, ha manifestado lo complicada que es su vida con la tropa de niños que ya han cumplido los tres años. Ahora, en unas manifestaciones que han provocado el escándalo, ha manifestado que podría fingir que es feliz, pero que no es así. "Podría poner buena cara y decir que mi vida es un trozo de pastel. Pero en realidad es un trozo de mierda todos los días". Nadya ha confesado que ella no quería tener ocho bebés y que al firmar la aprobación para que le implantaran los embriones, no era consciente de lo que estaba haciendo, por causa de la medicación suministrada.

 

fotografia

Aunque algunos medios han publicado declaraciones en las que manifestaba odiar a los niños, ella niega la veracidad de esta noticia y dice que aunque se encuentra agobiada, los quiere mucho. No obstante manifiesta que en algunas ocasiones se encierra en el baño para llorar y tener unos segundos de paz. Cuando Mayra tuvo los ocho niños, ya esta divorciada y tenía otros seis hijos a los que cuidaba su madre. Todos sus catorce hijos han nacido por inseminación y tres de ellos tienen discapacidades por lo que recibe las subvenciones correspondientes.

 

fotografia

A pesar de los programas de televisión, las entrevistas, etc, lo cierto es que en los últimos tiempos ha tenido serios problemas económicos, lo que le ha provocado hacer las nefastas declaraciones sobre su vida con los niños que crecen y crecen también los gastos para mantenerlos. No obstante, en medio de los problemas, le surgió un rayo de luz y está grabando un episodio en el programa "Celebridate", de la cadena por cable HDNet. Nadya, conocida como "La Octomon", no tenía ni trabajo ni dinero cuando se enfrentó a la inseminación in vitro, lo que fue muy criticado y dio pie a una investigación al médico que realizó la fertilización para averiguar si había incurrido en algún delito, pero la causa no prosperó y no se le pudo acusar de nada.

 

fotografia

Muchas mujeres que se someten a una fertilización, reciben gran cantidad de óvulos fecundados debido a que muchos de ellos no llegan a feliz término. En muchos casos suelen sobrevivir dos, como ocurre con las madres de alquiler, que aún recibiendo varios embriones , suelen dar a luz a mellizos o gemelos, como es el caso de los niños de Riky Martin, Miguel Bosé o Carmen Tyssen.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: