Nadie es infalible

Cometer un error no es malo, lo que sí lo es, es justificarlo

A algunas personas, les cuesta demasiado, reconocer que han metido la pata, no tienen la humildad suficiente para intentar enmendarlo, y lo que es más importante tratar de no volver a cometerlo

 Seguir insistiendo siempre el mismo error agrava el problema

Se debe partir de la base de que por naturaleza, el ser humano es imperfecto, por lo tanto aunque no lo haga a propósito, terminará por cometer numerosos errores a lo largo de su existencia.

No pasa nada por ello, cuando sí sucede algo es cuando no se reconoce el error que se ha cometido, y ni siquiera se tienen  intenciones de solucionarlo. Por lo que se corre el peligro de entrar en un bucle de difícil salida, ya que se vuelve a cometer el mismo error una y mil veces, por lo que en vez de solucionar el problema, este  se hace más grande y por tanto la posibilidad de superarlo es prácticamente nula.

La culpa de los errores que uno comete la tienen los demás

Es la disculpa más fácil, cuando se opta por no reconocer el error, es lo que mejor le sienta a quien no  lo reconoce, cuando se tiene que enfrentar a las personas que tiene a su alrededor.

Normalmente un error se puede explicar, dependiendo de su gravedad se tendrá que hacer frente a unas consecuencias u otras. esas serán más sencillas si existe la intención de reconocerlo.

Nadie es infalible

Cuando se comete un fallo, el primer paso debe ser reconocerlo, aunque cueste hacerlo, después viene la segunda parte intentar solucionarlo. Aunque algunas veces es imposible solucionarlo, es en este instante cuando se debe aprender de lo que se ha hecho mal, también es una forma de arreglarlo.

También puede ocurrir que el error no se solucione a la primera  intentona y que se tenga que insistir para enmendarlo.


 

Nadie es infalible

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: