El policia de GOTLAND Andres KNUTAS, se enfrenta a un nuevo caso, en el que un conocido borrachin es hayado muerto, después de ganar las carreras. Y además del crimen anterior la desaparición de una muchacha de 14 años. Esta es la trama de la novela policiaca de Mari Jungstedt: Nadie lo ha oido.

El que antes era un fotógrafo de prestigio, Henry Dahlström, que era conocido en todo Gotland, se ha convertido ahora en patético perdedor, alcohólico, sin trabajo y sin familia. Habitual de las carreras del caballos y del hipódromo de Gotland acaba de tener un golpe de suerte como único acertante del gran premio de una carrera de caballos, ochenta mil coronas, en dinero contante y sonante que se dispone a celebrarlo con sus amigos habituales y grandes dosis de alcohol.

Pero la felicidad de Dahlström no es mas que la antesala, del mas horrible de los destinos,: una semana después es encontrado asesinado en el cuarto de revelado que le habían cedido en su edificio, y en el que aun revelaba las ultimas fotos que podía aun tomar cuando el alcohol le dejaba.

La policía de Gotland con Andres Knutas al frente dirige las primeras investigaciones en los ambientes de los borrachos habituales de Visby, pero los agentes de la ley, pronto descubrirán que están completamente desorientados ante la ausencia de pista para seguir.

Mientras el invierno escandinavo oscuro y opresivo, se cierne sobre la isla de Gotland, el periodista Johan Berg cruza el estrecho desde Estocolmo para cubrir un reportaje sobre un camping clásico, amenazado de cierre, y de paso intentar aclarar su relación personal con Emma, la profesora con la que inicio una relación el verano pasado, cubriendo el reportaje de un asesino en serie en la isla de Gotland.

Mientras tanto se produce la desaparición y el posterior asesinato de una chica de catorce años, Fanny Janson, una retraída adolescente que vive junto con su madre alcohólica y trabaja en el hipódromo, conmociona Gotland.

Unas fotografias encontradas en el cuarto de revelado de Henry Dahlström, que estaban bien escondidas en un conducto de ventilación, son el nexo que une las dos muertes. Un hombre adulto, tenia relaciones con Fanny y Henry Dahlström, le chantajeaba.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: