fotografía

En barrios multiculturales los niños hasta los 5 o 6 años no perciben que el color de la piel de sus compañeros de juegos y escuela los haga sentirse diferentes. Según ha demostrado un estudio de la Universidad de Nueva York el criterio de los niños cuando van creciendo varía según el ambiente familiar en que viven y este se va formando con la influencia de la opinión de sus mayores ya que de forma natural estos suelen imitar el comportamiento de los padres. El resultado de la encuesta ha demostrado que un grupo de niños de una zona donde viven solo familias blancas le dan más importancia al color de piel para desarrollarse en un futuro en la sociedad mientras que  los que viven en barrios con diversidad de orígenes consideran que la raza es solamente un factor hereditario y que cada persona es responsable de sus actos.   

fotografía

Todavía hay personas que siguen pensando que el color de la piel de una persona determina su personalidad de forma biológica y esto es un tremendo error que los científicos se esfuerzan en demostrar. Las opiniones de los niños cuando van creciendo contrarias al color de la piel de las personas se va formando a través de su entorno familiar por imitación ya que cuando viven grupos de niños de diferentes razas la que fluye es la amistad y el cariño sin tener en cuenta la raza o procedencia.

fotografía

En barrios de diversidad multicultural se borran los estereotipos y se da más importancia a la inteligencia, formación académica, formas de comportamiento, cualidades musicales, etc. Suelen ser los mayores los que adoctrinan e inculcan las posibles diferencias sobre razas o color convirtiendo a los pequeños que están formando su personalidad en futuros racistas sin saberlo cuando son los mayores los que deberían aprender de la bondad y generosidad de los pequeños.

fotografía

fotografía

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: