MÚSICA Y MAGIA (relato corto)

Uno, dos y tres. Las brillantes luces se encendieron de golpe. Poco a poco la música comenzó a subir de volumen, y de golpe, inundó todo el lugar. Una vibración eléctrica hizo que miles de corazones se detuvieran por un breve momento. Era una experiencia mundana, pero al mismo tiempo, tenía un poder casi mágico. Quizás era la excelente calidad de la música, o tal vez era el efecto de miles de voces cantando al unísono, pero esa noche, todos los espíritus desbordaban de alegría. Ágiles manos les sacaban hipnóticos sonidos a los instrumentos musicales. Las estrellas continuaban brillando, como si estuvieran danzando al alegre ritmo marcado por la música. Gentil explosión de sonido que hizo que todo los problemas desaparecieran por un poco más de dos horas. La noche brillaba, casi como si estuviera cubierta por una fina cortina de diamantes. Quizás, cuando el sol se comenzara a asomar en el horizonte, muchos sentirían los estragos físicos de una noche de emociones tan intensas.

LA MAGIA DE LA MÚSICA

Pero hoy, la noche acababa de empezar, y aún era los suficientemente joven para sacarle el máximo provecho posible. Así que, en lo que llegaba la mañana, lo único que podía hacerse era bailar. De momento, no había otra cosa mejor que sacudir el cuerpo al vibrante ritmo de la música. Cada nota era una invitación a dejar de lado los miedos y entregarse a vivir la emoción del momento.. Los corazones se aceleraban cada vez más, y parecían latir a un ritmo similar al de un motor fuera de borda. Era una noche común, pero la magia de la música logró transformarla en algo especial. Los años pasarían y seguramente nadie lograría borrar tan bello recuerdo de las mentes de todos los asistentes a tan espectacular evento. Era simplemente un poco de música, pero nadie se imaginaba todo el poder que escondía.

La magia de la música

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: