Como cualquier otra ciencia, la música no se trata de sólo elaborar reglas y restringir lo que uno comprende de la realidad a aquellos aspectos que calzan dentro de esas reglas.

La mayor parte de los perfeccionamientos de la música moderna son debidos al progreso en el arte de la armonía, y todos los aficionados a la música sentirían muchísimo tener que limitarla actualmente a la melodía, ya que tanto puede añadírsele por medio de la armonía.

Podría ser que nos figurásemos que esa clase de semejanza entre las notas depende de su proximidad en la escala. Un do, sin embargo, suena de un modo muy parecido a otro do, aunque les separen dos o tres octavas, y de un modo muy distinto de una nota inmediata a él, como un si o un do bemol. No tardamos en advertirlo si pulsamos a la vez dos notas que estén juntas. Todos los oídos están de acuerdo acerca de este hecho, y es forzoso que tenga una explicación satisfactoria.

En la teoría convencional de la música, la armonía es el pensamiento vertical: el espaciamiento y la combinación de las notas en una composición de varias partes en cualquier instante dado.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: