fotogarfia

Un pequeño piso alberga el Museo de Edith Piaf, el mismo donde vivió durante un tiempo el pequeño gorrión de París y que se ha convertido en un museo privado donde los visitantes pueden penetrar en el mundo más íntimo de esta inolvidable cantante y en sus canciones que aún ponen los vellos de punta. Entre dos estancias se exponen sus vestidos negros, cartas y fotos de su correspondencia, peluches que le regaló su último marido Teo Sarapo, sus zapatos del 34 que usaba en los conciertos, los guantes de boxeo de Marcel Cerdan, etc.  

fotogarfia

fotogarfia

Bernar Marchois, amigo de la Piaf es el encargado de acompañar a los visitantes por una parte de su intimidad. Situado en el nº 5 de la rue Crespin de Gast, 75011, para visitarlo hay que pedir cita previa dado que al ser tan equeño las visitas van entrando por turnos.

Edith Piaf nació en París en 1915, su verdadero nombre era Edith Giovanna Gassion y ya desde su nacimiento le persiguió su mala fortuna. Hija de un acróbata y una cantante ambulante nació en la calle bajo una farola pues a su madre no le dió tiempo de ir al hospital al encontrarse sola ya que el padre de Edith se encontraba borracho.

fotogarfia

Anneta la madre, al ser demasiado pobre para mantenerla de la dejó a su madre que era de origen marrorroquí que le daba biberones con vino para que se durmiera y no la molestase. Mas tarde pasó a manos de su abuela paterna que regentaba una casa de prostitución y allí se crió hasta que a los 15 años salió a cantar por las calles.

fotografia

Fue a partir de 1936 cuando debutó en París que se convirtió en una estrella de la canción francesa y adorada por todos. Su amor más grande fue el boxeador francés Marcel Cerdan que ganó el campeonato mundial de peso medio en 1948 y que murió en un accidente de avión en 1949. "La vida en rose", "La Foule" o "Milord" resonarán para siempre por las calles de París.   

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: