fotografia

Ricardo Bofill, el conocido arquitecto catalán es el diseñador de este espectacular edificio de apartamentos que destaca en la costa alicantina de Calpe. El padre del que en otro tiempo fue pareja de la cantante mexicana Paulina Rubio, una boda fugaz con Cháveli Iglesia, asiduo de la prensa del corazón y ahora alejado de los medios televisivos, diseñó este edificio de formas geométricas que recuerda ciertas construcciones de las torres de adobe del norte de África. Ricardo Bofill, acostumbrado a diseñar rascacielos en diversas partes del mundo, dejó volar su imaginación para crear este singular bloque rojo de apartamentos.

fotogarfia

fotogarfia

Diversos patios se comunican con escaleras que finalmente terminan en una terraza con piscina, solarium y sauna. Como si de una fortaleza se tratara, este edificio surge majestuoso sobre el acantilado rocoso que mira al mar. La distribución de los apartamentos es irregular pues hay estudios de 60 metros, apartamentos más grandes de 2 dormitorios y otros aún mayores de 3. Todos ellos distribuidos en una red de escaleras que llevan a la terraza reservada exclusivamente para los residentes en la "Muralla Roja".

fotogarfia

Una cruz griega con brazos de cinco metros de largo es la que cruza por las torres de servicios que forman las cocinas y los cuartos de baño, en total son 50 apartamentos que lucen varios tonos diferentes de color rojizo ofreciendo un espectáculo sorprendente cuando el sol de la mañana ilumina todo el complejo. La "Muralla Roja" aparece sobre el acantilado como una gran mole irreal traída por arte de magia desde otro planeta.

fotogarfia

fotogarfia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: