Fueron creadas en los años 70 en Estados Unidos y fueron retiradas de la venta porque daban miedo a las niñas. Inspiradas em el diseño de Margaret Keane, su cabeza y ojos son muy grandes en proporción a su cuerpo y esto fue lo que asustó a las niñas que las rechazaron y fueron retiradas de las tiendas. Pero estas muñecas se negaron a morir o a permanecer en el anonimato y de repente, de la mano de la fotógrafa Gina Garan, renacieron de nuevo.

fotografia

Sorprendentemente, se convirtieron rápidamente en inspiración para artistas plásticos y empezaron a ser buscadas por coleccionistas. Desde que en 1997 a Gina Garan le regalaron una antigua muñeca Blythe y se le ocurrió usarla como modelo para sus fotografías, estas muñecas han adquirido una gran popularidad a través de internet. La salida de su libro "This is Blythe" coincidió mas o menos con el relanzamiénto de esta muñeca por la empresa japonesa Takara con el nombre de Neo Blythe y el sorprendente culto a esta muñeca ya había empezado.

fotografia

María Sánchez, más conocida por Cocomicchi en internet, explica que se inició en el mundo de la personalización de estas muñecas después de ver unas fotografías de Gina Gara en unas postales y se sintió interesada y con deseos de transformarlas y es a lo que se dedica ahora y señala que le encanta transformarlas en personajes de fantasía pero con un toque realísta, inspirándose en Dalí, el mundo gótico, objetos fetichistas, películas, etc. "Custumizar" es una palabra inglesa que viene de "Custumise" (personalizar) y quiere hacer referencia al proceso de quitar el maquillaje inicial o la pintura así como ropa, etc. Las muñecas personalizadas no se pueden encontrar en las tiendas, ya que se mueven en Internet, príncipalmente en eBay.

fotografia

Una de las muñecas Blythe inspirada en la película Avatar que puso Cocomicchi en subasta fue adquirida por 1.800 euros y actualmente tiene ventas en muchos países como Australia, Estados Unidos, Holanda, Brasil y muchos más. Como todas las cosas que adquieren notoriedad, también tiene sus detractores que opinan que los rasgos simulan anorexía pero ella opina que estas muñecas ofrecen una belleza distinta y que solo son una fantasía.

fotografia

El coleccionista Ismael Ríos, que en la actualidad tiene gran cantidad de ejemplares, manifiesta que lo que más le atrae es su "fotogenia", su capacidad de transmitir sentimientos y posar para la cámara. Actualmente se encuentra organizando junto a otros coleccionistas, un encuentro anual que se iniciará el 29 de junio de 2013 en Barcelona donde custumizadores y diseñadores de complementos y ropas  se reunirán para compartir y comentar sus creaciones. El culto a la muñeca Blythe crece y se extiende cada vez más...La que fuera rechazada por las niñas no ha querido morir y ha regresado para que la adopten los mayores, la mimen y la transformen.

 Fuente:

 www.vistetublythe.com/

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: