Una muñeca sin rostro, así de simple, así de triste, así de misterioso, así soy yo.... mujer dominicana.

Me reflejo en las rostros de las personas que me observan, me miro en sus sonrisas, su piel, su pelo... Mujer de sangre ardiente, ...de una raza desaparecida..de otra raza renacida...Así somos;  muñecas sin cara…... Obsérvame,mírame, quiéreme...

Me llamaron muchísimo la atención estas muñequitas que se fabrican en República Dominicana y me traje una para casa y otras que compré y regalé.

No había tienda en República Dominicana dónde no estuviesen estas muñecas, todas alineaditas, con sus sombreros, sus llamativos vestidos de colores, sus manos sosteniendo una canasta de flores, sus largas trenzas, marcadas cinturas y sus caritas sin ojos, nariz y boca, ¡me parecieron tan dulces y tristes a la vez!, no pude resistir la tentanción de traerme para España algunas de ellas. También en el hotel dónde me hospedé las vendían.

Muñecas expuestas en una tienda

 Se sabe que las mismas son originarias de Higüerito, en Moca, donde existe una tradición en la producción artesanal, ya que en sus inicios fue el centro industrial de utensilios del hogar de la ciudad de Moca y zonas aledañas.



Siendo su calidad artística y cultural tan alta, las Muñecas Sin Rostro han logrado una gran demanda internacional y son las  protagonistas en cualquier salón de casa, en su dormitorio, incluso las he visto en la oficina de un amigo, cualquier lugar es ideal para colocar una de estas muñequitas. famosa en el mundo entero.

Según creadores y vendedores éstas simpáticas muñecas no poseen rostro, porque reflejan la mezcla de cultura de los dominicanos, heredada de los aborígenes, africanos y españoles.

Elegantes muñecas sin rostro

Otros aseguran que la falta de fisonomía de las muñecas se deja a la imaginación de cada quién, así cada uno podrá asignarle el rostro que más le guste, una vez puede ser blanca, negra, mestiza... Es aquí donde radica la magia de esta princesita del barro fabricada a mano con empeño y corazón.

Existen cientos de modelos de muñecas sin rostro, desde la que representa a la mujer vendedora de frutas, conocida como marchante, hasta la que lleva rosas y maja café. Me encantan las que llevan el cesto con flores, las que yo compré son así, unas con sus vestiditos en azul y sus pamelas, otras amarillo o rojo, todas son divinas.

 

 



Para elaborar las muñequitas, los artesanos utilizan barro cien por ciento nacional y un material llamado porcelanicron.

Si alguna vez viajan a  Puntacana, Santo Domingo o cualquier otro rincón de  República Dominicana, no dejen de comprar una de estas muñecas, se traeran un trocito de su cultura a su país,harán un bonito regalo, decorarán su salón, darán alegría a la casa, recordarán sus vacaciones en este bonito país e imaginarán cómo sería la carita de esta bella mujer.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: