1. Artigoo.com
  2. »
  3. Relaciones, Parejas
  4. »
  5. Relaciones personales
  6. »
  7. Mujeres vs. hombres

Mujeres vs. hombres

Hablar de la naturaleza insufrible de los hombres puede remontarnos a los albores mismos del mundo, ya sea que nos expliquemos el origen de la humanidad en términos religiosos o científicos. Si hablamos de Adán y Eva ya observamos la deliberada incapacidad del hombre para afrontar las consecuencias de sus actos, porque a tenor de la historia bíblica a la primera inquisición divina sobre quien había comido la famosa manzana del pecado Adán presuroso respondió: - Fue Ella, señor! La mujer que me diste, me hizo pecar! Y claro, presionado por esa complicidad de género, Dios castigó a la mujer con el parto, los hijos y sus derivados: la casa, los quehaceres domésticos etc. y como no era “justo” que los dejara impunes a los hombres los “castigó” con el trabajo, es decir con la posibilidad cierta de conseguir dinero de manera constante ya sea como empleado, profesional, trabajador independiente, empresario o inversor.

En definitiva en la repartija se llevaron el vil metal con el cual, aún en estos tiempos,  tratan de imponerse, de manejar nuestra vida, de controlar nuestra economía, de limitar nuestras libertades, cercenar nuestros derechos y en el extremo, no tan lejano, de los casos hacer valer sus ingresos con ostentación de ropa, celular u otros bienes “comunes” como el auto, para tratar de levantarse a cuanta mujer les guste o les dé cabida.

Por el lado de la ciencia no nos fue mejor, comenzando por “Lucy” la primera mujer conocida de la prehistoria, a quien por el hecho de ser mujer se le asignó el estigma de poseer un cráneo de menores dimensiones que el de un hombre, de lo que se dedujo por analogía que igualmente debía tener menor cantidad de cerebro y por igual comparación, menor cantidad de razonamiento. En consecuencia los altos mandos, altos estudios, altos desafíos, en fin, todo lo alto, inteligente e importante debía ser realizado por un hombre, y así por descarte el resto de las ocupaciones mundanas e inferiores estaban enteramente a nuestra disposición.

Se nos adelantaron, es verdad; tomaron la posta mientras nos ocupábamos de poblar la tierra, acunar a los hijos, elaborar su alimento y de proteger su hogar y amparo…

Pero ahora, ahora que, además de cumplir con el legado original, también trabajamos, ahora que somos conscientes de nuestro valor, de nuestras capacidades, ahora que somos artífices del avance de la humanidad sin dejar de ser generadoras de vida, ahora que ocupamos altos cargos sin descuidar el alto amor a la familia, ahora que con dulzura o a empujones nos apoltronamos en el lugar que seguramente merecemos, procurando con igual énfasis que nuestro hombre alcance también sus objetivos; ahora que podemos comprobar la sinrazón de las diferencias y fundirnos en unidad de propósito, guardemos la particularidad que ante todo lo que podemos ser y lo hemos demostrado, somos principal y orgullosamente: ¡mujeres!

 

Comparte este Goo:


¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo:

Comentarios:

  1. Escrito por Martha-isela
    Fecha: 2010-01-20 23:03:56

    ASi Julia, lo principal es ser.. ¡¡Orgullosamente mujeres!!, lo demàs solo son creencias de nuestros antepasados que ya es hora de ir desaprendiendo. Mi voto amiga.

  2. Escrito por Emi
    Fecha: 2010-01-21 12:31:59

    estupendo tu go julia, yo estoi super orgullosa de ser mujer, y no lo cambio por nada, lo que se tiene que cambiar es la mentalidad machista que hay, que eso les cuesta mucho , un abrazo

    1. Deja tu comentario:

      Si quieres recibir un mail cuando alguien responda un comentario en este goo, marca esta casilla.