Las mujeres infieles

Una de las causas que puede motivar que una mujer cometa una infidelidad es que ellas también tienen ganas de probar cosas nuevas. 

Durante siglos por imposición de la sociedad, las mujeres tuvieron que esconder que ellas también tienen necesidades ocultas. pero en la actualidad las cosas han cambiado y la mujer ha salido del aislamiento al que se vio sometida. 

Las razones de la infidelidad de las mujeres

Algunas mujeres no contemplan la monogamia como algo que haya que seguir, esta puede ser una de las razones que les lleva a ser infieles. Dicen que no tienen una relación que les llene plenamente. 

Otras causas que pueden provocar la infidelidad femenina son estas:

Que la  mujer tenga una autoestima baja, y a su vez se sienta aislada por su pareja. 

Las mujeres necesitan sentirse apreciadas por su pareja y si no se sienten así, tienen la necesidad de buscar a otra persona que sí lo haga.

La infidelidad de la mujer y la sociedad

La infidelidad femenina ha existido siempre, incluso en aquellos países en los que se condena a muerte a toda mujer infiel. Este tipo de castigos se aplicaba principalmente en los países musulmanes, incluso en la actualidad siguen haciéndolo.

En occidente, por fortuna no se aplican este tipo de castigos a las mujeres infieles, pero quien sí las condena y para no variar utilizando la falsa moral es la sociedad. El hombre tiene muchas formas de reaccionar cuando descubre una infidelidad femenina. Algunos opotan por utilizar la violencia, mientras que otros van mucho más lejos y terminan con la vida de la mujer. 

Si la mujer tiene una relación plena no tiene necesidad de cometer una  infidelidad

Si la relación que mantiene la mujer, ya sea una relación de noviazgo o sea un matrimonio, le satisface plenamente, ya no sentirá la necesidad de recurrir a otra persona para engañar a su pareja. Pero si las cosas no funcionan entonces ella sí empezará a buscar a alguien más. Y tendrá la oportunidad de buscar lo que quiere en cualquier lugar, ya sea con los compañeros de trabajo, en una cafetería o incluso en su entorno más próximo. La mujer a diferencia del hombre, siempre involucra a su corazón en este tipo de relaciones. Por naturaleza son más apasionadas y románticas en todas sus relaciones. 

La infidelidad de las mujeres existe y ya se puede hablar de ella con total libertad y sin ningún tipo de temor. Menos en aquellos países que siguen teniendo una mentalidad retrograda y tipicamente masculina. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

Las mujeres infieles

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: