María y Elisabet, dos grandes mujeres mencionadas en la Biblia.

       Las mujeres tienen un papel preponderante en la Biblia. Tal como los varones, se pueden destacar por ser siervas fieles o infieles de Dios. El estudiar las vidas de estas mujeres resulta en un beneficio invaluable para las mujeres de todas las edades. ¿Y por qué no decirlo? También para los varones. Si nosotras hemos aprendido de la obediencia y mansedumbre de Moisés, por ejemplo, de seguro ello podrán aprender de la sumisión de María, madre de Jesús.

      He aquí algunos nombres de las mujeres de la Biblia que iremos revisando:

EVA: La primera mujer lo tuvo todo, y lo perdió todo. Su historia nos enseña sobre el conflicto obediencia-desobediencia, las consecuencias y también de la oportunidad que Dios siempre da de comenzar una nueva vida. Tal vez no siempre en las condiciones iniciales, pero mejor de lo que merecíamos.

RAHAB: Era ramera. Pertenecía a Jericó, un pueblo enemigo de Israel. Al ser invadidos, la mujer vio la posibilidad de ser salvada junto a su familia y sus posesiones. Ayudó a los espías de Israel a escapar, por eso a ella y a los suyos se les perdonó la vida.  Ella es recordada como una heroína y se destaca por su fe y decisión.

ABIGAIL:  Era del pueblo de Dios. Fue dada en matrimonio a Nabal un hombre muy insensato y vicioso, pero muy rico. Por su maldad, se ganó enemigos que decidieron matarlo y destruir todo los suyo. Abigail, mujer muy inteligente y devota a Dios, decidió salvar a su familia (incluida la joyita de marido que tenía) y organizando todo ayudada por sus sirvientes consiguió su objetivo. Al enviudar se convirtió en esposa del rey.

MARÍA (madre de Jesús): La mujer más conocida de la Biblia, y muy merecido, pues no hay nadie en la tierra que se ha prestado a una renuncia tan grande como lo hizo esta sierva. Aunque ella supo a lo que se exponía al aceptar ser la madre del Mesías prometido, pero eso no quita el hecho de la realidad de su dolor.

RIZPA:  Una mujer escasamente conocida, pero cuando la descubrí en la Biblia, su historia conmovió mi corazón hasta las lágrimas. Nos enseña a nunca cansarnos a luchar por los hijos.

PENINA: Tristemente recordada como la rival de Ana madre de Samuel. Estas mujeres sufrieron mucho, por distintas razones, la primera por no ser tan amada por su esposo y la segunda por ser estéril. La una tenía exactamente lo que la otra anhelaba. Dos historias similares, pero enfrentadas de manera diferente. La historia de esta mujer nos habla la manera errada de enfrentar el sufrimiento.

MARTA: Hermana de Lázaro (a quien resucitó Jesús) . Es recordada por ser afanada en lo doméstico, por permitir que el tiempo se le fuera en los quehaceres de la casa en vez de dedicarse un tiempo a sentarse a las plantas del Jesús.  Los errores de esta buena mujer nos enseñan a priorizar a Quien siempre debe ser lo primero.

       Estas y  otras mujeres más serán objeto de nuestra mirada.

 

La salvación en Dios

 Si hay un denominador común en las historias de estas mujeres, ese es el amor de Dios que siempre se manifestó a través  de Su perdón, de querer salvarnos del mal, del dolor consecuencia de nuestros errores o los de los demás. No todas las mujeres aceptaron ese amor, pero de igual manera sus historias están registradas para que aprendamos.

No me cabe la menor duda de que sacaremos provecho de lo estudiado.

Les invito entonces a estar pendientes de este estudio: MUJERES EN LA BIBLIA.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: