La mujer tiene una enemiga, ella misma

Una mujer con poder es más peligrosa que un hombre. 

Y aunque cueste aceptarlo y sea complicado de entender es una realidad. La semana pasada la presidenta del círculo de empresarios, realizó unas polémicas declaraciones en las que aseguraba que ella no contrataría a ninguna mujer que pudiera quedarse embarazada. No se entiende que una mujer ataque de este manera al resto.

Mujer contra mujer

Cuando una mujer tiene éxito algunas solo se dedican a atacarla y a criticarla. Les corroe la envidia al ver el éxito que puede llegar a alcanzar una mujer. También por difícil que sea de aceptar, es una realidad que se produce en muchos casos, no solo en el ámbito laboral, estas situaciones también se extienden a las relaciones de pareja y a la familia.

Siguiendo esta lógica, una mujer no puede ser amiga de otra y tampoco puede ser amiga de un hombre. No es fácil ni lógico entender como algunas mujeres son capaces de tener tanto odio y maldad hacia otra mujer. 

La mujer tiene una enemiga ella misma

Es cierto, no hay peor enemigo para una mujer que otra mujer. Pero pensar como ese grupo  es darles la razón y algunas mujeres ni podemos ni queremos hacerlo. 

Hay algo que es cierto, no todas las mujeres pueden ser amigas, lo mismo sucede con todos los hombres que tampoco pueden ser amigos. Sería caer en la falsedad e ir contra los conflictos que están tan presentes en las vidas de todos. Esto no guarda ninguna relación con el sexo que tenga cada uno, sino que el ser humano es así por naturaleza. 

La realidad de las mujeres 

Hay mujeres que son amigas y que les da igual la condición que tenga la otra, no les importa ni la posición social, ni el cargo que ocupe en su trabajo . Simplemente, se dedican a hacerse confidencias hablan sobre sus trabajos, sus parejas, se cuentan sus problemas, sus triunfos, en definitiva se dedican a compartir su vida. 

Hay mujeres que sí pueden trabajar con otra mujer, que pueden relacionarse entre ellas y que saben reconocer el enorme esfuerzo que ha tenido que hacer y todo a lo que ha tenido que renunciar para llegar a donde ha llegado la otra mujer. Son las que no entienden de rivalidades y tienen claro que la guerra diaria de ser mujer la tienen que superar estando unidas. 

 

 

 

 

 

La mujer tiene una enemiga, ella misma

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: