fotografia

Rosa Parks cuando se negó a dejar su asiento a un blanco sabía que se exponía a un arresto y una multa pero le salió del alma decir no ante tanta marginación que estaban sufriendo los afroamericanos. Era el día 1 de diciembre de 1955 y lo que ignoraba era la gran repercusión que su gesto iba a tener en Alabama. Un hombre blanco estaba de pie pero no fue quien pidió el asiento, fue el conductor el que dijo a Rosa que debía levantarse porque así lo mandaba la ley.

fotografia

fotografia

Ante su negativa el autobús paro y fue detenida y encarcelada en un calabozo hasta que tras pagar la multa salió en libertad a la espera de juicio. Pero su gesto no pasó inadvertido por Martin Luther King que en aquel tiempo aún no era líder de la lucha contra el racísmo que entró en contacto con ella y juntos emprendieron una lucha contra la Corte Suprema de los Estados Unidos. Los negros y afroamericanos en los espacios públicos debían sentarse separados de los blancos, debían ceder los asientos en los servicios de autobús, no podían entrar en locales de los blancos y los baños públicos estaban también separados por lo que la vida de las personas de color era una vejación constante.

fotografia

fotografia

El gesto de Rosa Parks dió inicio a muchos días de protestas para declarar que la segregación racial en el transporte era contraria a la constitución del país y a una largo proceso que fue el inicio del cambio de muchas leyes que marginaban a las personas de color. Más tarde y ya en 1996 le concedieron la Medalla Presidencial de la libertad y el Congreso de los Estados Unidos le otorgó la máxima distinción civil, la Medalla de Oro en 1999. Aunque Rosa murió en 2005 con 92 años en Detroit, nadie en Estados Unidos olvida su nombre y su valentía contra el racísmo y la discriminación y la importancia que su gesto histórico tuvo para la abolición del racísmo en Estados Unidos.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: