examen

LA MUJER Y EL CÁNCER MAMARIO

El cáncer de mama es el cáncer más frecuente en las mujeres tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo. La incidencia de cáncer de mama está aumentando en el mundo en desarrollo debido a la mayor esperanza de vida, el aumento de la urbanización y la adopción de modos de vida occidentales.

En nuestros días la mayor tasa de mortalidad entre las mujeres a partir de los 40 años es indudablemente el cáncer de mama. Los pechos de la mujer son órganos glandulares extremadamente ricos en grasa. Por lo que los especialistas sugieren que una de las medidas recomendadas para prevenir el cáncer de mama, es sumamente importante controlar la calidad y cantidad de grasas que se consumen.

Formas de prevención

Estudios epidemiológicos realizados, han arrojado como resultado que la frecuencia de este cáncer presenta variantes según la raza y el país originario del individuo. Hay ejemplos que pueden ilustrar esta observación: En las zonas urbanas de Finlandia la exposición de riesgo es mayor en aproximadamente cinco veces en comparación con las zonas rurales de Japón. Las causas aducidas para ello para estas diferencias es el consumo de fitoestrógenos. Por supuesto, ya es sabido que los estrógenos son las hormonas femeninas. Por el contrario, los fitoestrógenos como lo indica su nombre son “hormonas de origen vegetal” similares a los estrógenos humanos en lo químico y acción.

Por tanto estos pueden unirse a loe receptores de estrógenos de las féminas y así de esta manera prevenir el desarrollo del cáncer mamario. Entonces la expulsión de fitoestrógenos por la orina (lo cual nos informa de la cantidad consumida con loa alimentos), es de aproximadamente de hasta mil veces mayor en las poblaciones rurales de Japón. Estableciendo que es posible que la incidencia de cáncer sea mayor en zonas urbanas que en las zonas rurales, tal cual el símil entre Finlandia y Japón.

Alimentación

La dieta vegetariana (alimentación), sabemos que es un hábito higiénico de importancia vital en la prevención y control del cáncer mamario, donde destacan los productos con base de soja. Existen estudios que avalan esta observación en jóvenes mujeres chinas que tenían un consumo menor de carne y una ingesta mayor de alimentos en base a soja, tenían tres veces un menor riesgo de padecer este cáncer. La diferencia se explica por el alto contenido de fitoestrógenos que contiene este grano (legumbre).

Además, el efecto antitumoral de la soja que tiene relación directa con el contenido de unas enzimas llamadas “inhibidores de proteasas” o “aprotininas”, que inhibirían el crecimiento potencial del tumor maligno, y existe la presunción de que en algunos casos pudiera tener una función verdaderamente anti cancerígena.

Pero, hay que hacer una observación; la soja no debe ser cocida excesivamente (por encima de 120ºC), puesto que esto provoca una desnaturalización de los inhibidores de las proteasas y los anula. Estos inhibidores de las proteasa se encuentran contenidos en la mayoría de los alimentos vegetales.

El Dr. S.M. O'Meara, de Dublin, hace una explicación de la siguiente manera; para que el tumor se desarrolle a distancia (lo denominado “metástasis o diseminación del tumor), necesita en primer lugar un depósito de fibrina (o un trombo de fibrina), que le sirve de lecho y de nutrición para empezar su crecimiento. El Dr. O'Meara había observado que algunos pacientes sometidos a una anticoagulación con un fármaco llamado warfarina (presente en algunos vegetales), tenían un riesgo muy reducido de proliferación del cáncer (hasta ocho veces inferior al esperado).

Finalmente: La calidad y cantidad de grasas sean margarinas o grasas netamente animales como la grasa de cerdo y otras; hace que las mujeres sean más proclives a la incidencia del cáncer de mama. Yendo más lejos; una alimentación rica en alimentos naturales, rica en calidad y nutrientes es lo más aconsejable. Sin embargo la regla de oro es el equilibrio en una alimentación de calidad para preservar la salud.

Fuentes:

Organización Mundial de la Salud (OMS)

El Gran Libro de la Salud

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: