En 1997 los talibanes derrocaron al presidente Burhunuddin Rabbani y se instaló un sistema islámico integral y puro basado es la ley islámica, la Sharia. Esta ley está vigente en Paquiatán, Irán, Arabia Saudíta y Sudán además de Afganistán. Las mujeres fueron las más perjudicadas pues se les prohibió trabajar, ir a la escuela y a cubrirse con con la hejab (cubrir el cuerpo por completo incluída la cara).

 

fotografia

Casi diez años después de que los talibanes fueran derrocados por la Operación Libertad Duradera, la ideología talibán con respecto a las mujeres sigue vigente en la vida cotidiana de las familias afganas. Según confiesa una diputada que prefiere conservar su anonimato, aseguró que que su colectivo es repudiado por sus colegas varones. "Muchas veces soy interrumpida por legisladores hombres por el hecho de ofrecer un argumento lógico, porque soy mujer y en palabras de un colega mio en el Parlamento solo tengo "medio cerebro", se lamenta la diputada.

 

fotografia

Un reciente informe de la ONU recoge varias historias que reflejan la situación de las mujeres en la sociedad afgana. Mucha mujeres son forzadas a vestir burka, son vendidas por sus padres a edades de 10 y 11 años y aunque que algo ha cambiado desde que llegó la comunidad internacional, lo cierto es que muchas mujeres no pueden salir a la calle si no van acompañadas de un pariente varón.

 

fotografia

En su estudio la ONU refleja que el panorama de los tribunales es esperanzador, pero el bajo número de casos, refleja que se necesita un papel más activo para la violencia contra las mujeres, pues estas niñas que son vendidas en su infancia, suelen ser maltratadas por la familia del marido y también por este, usadas como criadas y son madres con 14 o 15 años sin esperanza de cambiar su vida. La dureza de la ideología talibán perdura con respecto a las mujeres que son esclavas sin remisión, primero de un padre extrícto y luego de su comprador y marido.

 

fotografia

Una jóven que fue madre con solo 15 años, confiesa que fue vendida por sus padres, que fue golpeada por sus suegros hasta que nació su hijo y que es una práctica habitual en la sociedad actual de Afganistán. La situación política actual es complicada, pues después de haber derrocado a los talibanes y haberse convertido en un protectorado de EE.UU, la OTAN y Naciones Unidas, el país sigue siendo inestable.

 

fotografia

Existen varios focos de talibanes que intentan incrementar su poder en varias regiones, y son un serio problema por los atentados que siembran de muertos el país. El presidente Hamid Karzai y su gobierno (instaurado por la comunidad internacional) controla la capital y poco más del resto del país que sigue siendo resistente al nuevo régimen. El presidente ha prometido leyes que garanticen a las mujeres sus derechos pero estas tienen que luchar contra el patriarcado y las leyes islámicas tan arraigadas el el país.

 

fotografia

El reciente caso de la joven violada por el esposo de su prima, encarcelada por adulterio y en libertad al aceptar casarse con el violador, ha puesto la atención internacional en la situación de la mujer en Afganistán, después de tantos años  que cayeron los talibanes. Las mujeres afganas quieren estudiar y ser libres en un mundo de hombres donde ser mujer es muy difícil, y reconocen que un nuevo Afganistán está muy lejos, pero en medio de la exclavitúd en que viven, muchas se hacen escuchar y no se rinden.

 

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: