Hay muestras gratis para ti me decía siempre la peluquera a la que iba mi madre cuando yo era pequeña. Doña Laura, así se llamaba la señora, atraía a todas las vecinas del barrio dando pequeñas cantidades de todo tipo de productos. Salías de su peluquería con un pequeño botecito de una colonia, con una minúscula muestra de una crema hidratante o con un par de fresas de su cosecha en la aldea. Todo valía para que doña Laura llamara por la clientela a su peluquería, donde cuatro chicas se afanaban en peinar a las clientas que miraban el ¡Hola! y otras revistas del corazón.

Las hijas de aquellas clientas de doña Laura buscamos hoy muestras gratis en la Red de Redes. Yo me he hecho una experta en conseguir muestras de cremas nuevas que salen al mercado, yogures, chocolates, pruebas de automóviles, experiencias que regalan a ver si le cae algún cliente en un compro más. Lo último que he conseguido gratis ha sido un calendario para el próximo año 2016 más un libro de cocina de cuyas recetas no me fío mucho. Lo que es gratis no es bueno del todo, decía siempre mi madre cuando doña Laura me llenaba los bolsillos de cositas que no cobraba.

En todo caso, os recomiendo buscar y obtener muestras gratis. Menos da una piedra. Para otros puede ser poca cosa, pero, para ti, puede ser mucho, igual que para mí era todo un regalo aquellos pequeños detalles que tenía la peluquera de mi madre con sus clientas. Una niña se contenta con casi nada, sobre todo cuando eres una cría de un barrio de clase trabajadora humilde.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: