Bien podría estar muerto, dentro de mi féretro, en alguna memoria de algún ser querido, pero estoy vivo..., con mis defectos y virtudes, aún con mis limitaciones y alcances, tengo vida y sin embargo parece que ya morí, porque no me muevo, porque dejo que mi vida siga sin sentido, porque no hago nada de provecho..., entoces..., para qué quiero esta vida que tantos anhelan, para qué tengo esta oportunidad si no la quiero..., al menos eso expresan mis acciones y actitudes, eso refleja mi semblante..., pareciera que estuviera esperando la visita de la muerte..., digo tener muchos proyectos, pero no empiezo absolutamente nada, todas son ideas y propósitos que de antemano sé que nunca voy a realizar porque realmente no quiero..., todos mis talentos están desperdiciándose, mi apatía los aniquila un poco cada instante que pasa...

 

Será acaso que se equivocaron conmigo y nací en lugar de otro..., puede ser..., porque yo no sé qué hacer con todos estos regalos que Dios me dio.

 

Guillermo Lora Santos.

enero 2001.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: