Muerte en la nubes, Agatha Christie nos vuelve a traer al gran POIROT, esta vez para resolver un asesinato ocurrido en un vuelo, y del cual ni se dio cuenta en su momento. Poirot indignado por no haberse dado cuenta se lo toma a cosa personal.

En el avión en el que vuelve Poirot a Inglaterra una pasajera ha fallecido. Lo que al principio parece una muerte accidental por la picadura de una avispa, se convierte en un asesinato al encontrar Poirot un dardo envenenado.

La mujer asesinada es Giselle una conocida prestamista de Paris, y sus clientes suelen ser de la alta sociedad británica.

Al revisar el equipaje de los pasajeros Poirot encuentra varios objetos que han podido usarse como cerbatana para disparar el dardo: la flauta de uno de los pasajeros, unas pipas kurdas - propiedad de dos famosos arqueólogos franceses - o quizá la boquilla de los cigarros de Lady Horbury.

Madame Giselle usaba el chantaje para asegurarse de que sus clientes pagaban, pero la lista de estos es destruida por su criada en cuanto conoce su fallecimiento siguiendo instrucciones de la misma.

Otra sospechosa podría ser su hija a la que abandono de pequeña y que al ser su heredera entrara en posesión de una gran suma de dinero.

Por eso mismo Lady Horbury aparece como una de las principales sospechosas ya que debía a la prestamista una gran cantidad de dinero, y la chantajeaba con rebelar a su marido su secreto, que podía costarle el divorcio.

Poirot sigue dándole vueltas a los objetos que los pasajeros llevaban en su equipaje de mano, sobre todo a los del equipaje de Norman Gale, lo cual le hace el más sospechoso según su criterio, pero sigue sin encontrar el móvil del dentista.

También son sospechosas las mujeres jóvenes que viajaban en este vuelo, ya que podrían ser la hija de madame Giselle: Juana Grey, peluquera, Venecia Leer amiga de la infancia de Lord Horbury, la misma Lady Horbury y su doncella Madeleine que mas tarde aparece asesinada, todas tienen la edad para ser la heredera de madame Giselle y ese es un poderoso móvil, la herencia de la asesinada.

Pero los pensamientos de Poirot, tienen otros derroteros ya que sus sopechas son otras.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: