Cuando somos pequeños deseamos ser inmortales, pero a medida que crecemos ese deseo se va consumiendo y pasa a ser enterrado por nuestras propias preocupaciones y problemas, deseando así, que el final se acerque un poco más cada vez para silenciar los problemas y pensamientos de nuestras mentes,las cuales se convierten en nuestras enemigas a vida o muerte.

Tanto es el dolor que sufrimos algunos que decidimos adelantar la llegada del esperado final.

El sufrimiento te consume hasta el punto de solo pensar en el dolor de uno y no llegar a pensar con total claridad las cosas, incluso se podría decir que se llega a ser egoísta.

¿Cuanto dolor soy capaz de soportar?

¿Como puedo ayudarme?

¿Cuando el sentimiento llegara a su fin?

¿A quien le importo?

¿Estoy solo en esto?

¿Estaria mejor muerto?

Esas preguntas son las que te pueden atormentar hasta el punto de acabar contigo, tus demonios internos deseando salir al exterior para hacer daño sin parar y destrozar todo lo que tengas sin pudor para verte consumido por tu propio fuego.

No dejes que ganen porque entonces no solo te derrumbaras tu, tus amigos, familiares y conocidos se derrumbaran al perder una alma tan poderosa y buena.

No dejen que tus demonios internos te lleven a la muerte.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: