L a mezcla de lo puramente industrial con el gusto por el reciclaje y recuperado de objetos antiguos hace crear ambientes llenos de personalidad y sumamente actuales.

Es muy frecuente, en interiorismo, plasmar los elementos industriales y suavizarlo con muebles reciclados o elementos recuperados; se impone con fuerza en el sector de la decoración y se convierte en una de las tendencias más extendidas y aceptadas.

Estilo reciclado en la decoración

Elementos estructurales de origen, vigas, pilares y materiales como ladrillo o piedra vistosa, espacios bien iluminados, ambientes diáfanos y pocas piezas ornamentales son la esencia de este estilo, en el que el hierro y la madera son los materiales más comunes, junto con el acero, el aluminio y el cemento.

Respecto a los colores, destacan especialmente el blanco y el negro, así como las tonalidades muy intensas, y en cuanto a los estampados, las líneas rectas y las formas geométricas son los motivos dominantes.

Recuperar antiguedades e incorporarlas a espacios modernos

En esencia los muebles y elementos que caracterizan este estilo son piezas recuperadas y recicladas de oficios tradicionales: mesas de carpintero, mostradores de fábricas o farmacias, sillas de despacho, taburetes, cajoneras... También se incluyen lámparas, espejos, máquinas de escribir o cajas de metal, por ejemplo. Se trata, en definitiva, de piezas que poseen una gran personalidad y fuerza estética, perfectas para potenciar la personalidad de cualquier rincón de la casa y que poseen en sí mismas la impronta del pasado.

Introducir las tonalidades del estilo étnico

Una buena manera de realzar aún más este tipo de mobiliario y piezas decorativas es combinarlas con objetos y elementos textiles de marcado acento étnico, desde esculturas, jarrones o piezas de madera tallada hasta cojines, alfombras o plaids un estilo que ya por sí solo está muy de moda en la actualidad.

Junto a los tradicionales tonos tierra combinados con rojos o naranjas y ocres en las propuestas étnicas, cobra protagonismo el verde en toda su gama, un color que invita al descanso y la relajación, y que contribuye a resaltar las texturas de las telas. Asimismo, suaviza la intensidad de las maderas oscuras y contrarresta la frialdad de las piezas de hierro, aluminio y acero inoxidable, al aportar un toque de frescura a los ambientes.

Para destacar en el hogar un mueble reciclado, un objeto recuperado del pasado en un ambiente moderno, es necesario partir de una decoración que lo permita, jugando con los colores y las texturas y evitar hacer contrastes estridentes y excesivos entre lo vanguardista y lo antiguo.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: