Los muchachos del Cementerio


Los muchachos del cementerio (The Cemetery Boys), es una gran novela de suspenso y terror escrita por la autora estadounidense, Heather Brewer, quien logra entretejer una atrapante historia que te mantendrá sin aliento a lo largo de sus 288 páginas.

Los muchachos del cementerio se centra en Stephen, un muchacho que se ve obligado a volver a un pequeño pueblo en medio de la nada donde su padre se crió, a sabiendas de que no le gustará. Spencer, en Michigan, es como un pueblo sacado de una película de Alfred Hitchcock, con personas pasadas de moda que ven las cosas sólo en blanco y negro.

Sin embargo, en Los muchachos del cementerio, las cosas empiezan a mejorar para Stephen cuando conoce a las gemelas Cara y Devon. Ellas no son el tipo de personas que su padre querría para que salieran con él, pero son un soplo de aire fresco en este pueblo retrógrado. El único problema es que Cara y Devon no siempre se llevan bien, y al tiempo que Stephen crea una amistad con la carismática Devon y algo más con la problemática Cara, empieza a sentir como si estuviera atrapado en medio de un conflicto que no entiende del todo.

En Los muchachos del cementerio veremos que, como parte del grupo de amigos de Devon, Stephen y otros pasan el tiempo en un cementerio al que llaman “El patio”, creando actividades cada vez más imprudentes para pasar los días de verano.

Pero Stephen presiente que hay algo que no está bien. Y sus temores parecen hallar fundamento en Los muchachos del cementerio cuando se entera del oscuro pasado de este pueblo llamado Spencer. Parece que el mismo tiene una larga historia de "malos tiempos", y muchos de los residentes más antiguos atribuyen esos malos momentos a las criaturas que forman parte de una leyenda urbana. La leyenda dice que la única forma en que el pueblo podrá prosperar de nuevo es si alguien hace un sacrificio a estas criaturas de pesadilla.

Y aunque Stephen no cree en esas viejas historias, en Los muchachos del cementerio veremos que Devon y su pandilla parecen tener mucha fe en ellas. Tal vez incluso la suficiente como para llegar a matar por ellas. Ahora, Stephen tiene que decidir en qué creer y ver realmente quién será su amigo hasta el final.

Los muchachos del cementerio

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: