El muchacho persa de Mary Renault, es la historia de un muchacho llamado BAGOAS, que fue amante del gran Alejandro Magno por el que sintio, un profundo amor, a pesar de los matrimonios politicos de Alejandro

Bagoas, es un muchacho que ejerce de eromenos –un muchacho castrado para juegos eróticos- y que ha pasado como una propiedad del emperador Darío, a Alejandro Magno, cuando este le derrotó.

Bagoas es hijo de Artembares, de noble cuna y familia, nació libre y noble destinado a suceder a su padre, pero las intrigas políticas llevaron al asesinato de su familia y a su captura.

Fue castrado cuando era un niño aun para servir de eromenos y luego paso a ser adiestrado en el arte de amar y complacer a los hombres. Fue vendido a un harén donde tubo que complacer a hombres adinerados que muchas veces carecían de toda educación. 

Bagoas fue regalado a Darío, y así se convirtió en su amante masculino favorito, y como botín de guerra paso a Alejandro Magno, y así y por primera vez Bagoas, se enamoro de su amo.

De Alejandro no sólo le enamoro su belleza, sino la ternura y la cercanía que mostraba con todos, porque a pesar de haber sido el favorito de Darío, el emperador persa jamás se acerco de corazón a Bagoas, un esclavo, siempre mantuvo las distancias incluso en los actos mas íntimos.

La personalidad de Alejandro a través de los ojos de Bagoas es modélica, y dotada de una gran fuerza que esta basada en la incorruptibilidad, este carácter se basa el la primera pureza y se asienta en la carencia total de miedo, lo que lleva consigo el desprecio de toda debilidad, sea cual sea, incluida la muerte.

A través de este muchacho persa vemos las dos cortes, la de Darío y la de Alejandro y las diferencias entre ellas y asistimos de primera mano, y no sólo como espectadores a la vida de Alejandro desde su conquista de Persia hasta su muerte.



Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: