BACA protegiendo a una niña

Moteros contra el abuso infantil es una organización conocida como BACA (Bikers Against Child Abuse). Estos geniales moteros americanos, con apariencia agresiva, piensan que su primera misión es proteger a los niños que lo necesitan para asegurarles que no volverán a ser agredidos de forma física, sexual o emocional.

Moteros contra el abuso infantil tiene como lema «Ningún niño merece vivir con miedo.» y lo consiguen. Los incluyen en su familia motera manteniendo sus valores de fraternidad y familia en la que todos se apoyan. Todo empezó cuando un motero John Paul «Chief» Lilly se encontró a un niño herido y asustado, le ayudó a subir a su moto y lo paseó por el lugar, este niño dejó de sentir miedo y jamás volvieron a molestarle.

Moteros contra el abuso infantil se creó como BACA en el año 1995, se reunieron veintisiete moteros en Utah para observar y visitar a niños que habían sido heridos. Su objetivo se extendió y se fueron uniendo moteros de diferentes estados llegando hasta Oklahoma, Missouri y Texas. Su financiación se realiza a través del trueque de las personas que quieran ayudar donando cualquier tipo de objetos o prendas; ONGs; motociclistas, empresarios privados e incluso con el dinero de los moteros BACA.

Moteros contra el abuso infantil es una Asociación perfectamente organizada. Las autoridades les llaman y dos moteros acuden a casa del niño poniéndoles el chaleco de BACA con su lema «Ningún niño debe vivir con miedo.» Si le apetece, el niño sube a sus motos y dan una vuelta por el lugar, Cuando lo dejan en su casa, anotan su nombre y los números de dos miembros de BACA que se encuentren cerca del lugar para que puedan contactar con ellos cuando los necesiten. Se encargan de hablar con ellos, de vigilar los alrededores, de acompañarlos al colegio si tienen miedo e incluso de acompañarlos a un juicio, si es necesario, sentándose en primera fila para que el niño no sienta miedo si tiene que declarar.

Moteros contra el abuso infantil con su imponente apariencia se encargan de ahuyentar a los posibles acosadores asegurando la protección de su familia. Si los agresores son conocidos se ponen en contacto con ellos mediante una carta para recordarles que si intentan molestar, ellos intervendrán inmediatamente. Hablan con los vecinos, reparten pegatinas y pegan carteles para que sepan que van en serio.

Moteros contra el abuso infantil han conseguido que estas infames personas hayan sido acusadas y encarceladas. Mantienen que estos niños maltratados forman parte de su familia y siempre podrán contar con ellos para defenderlos y darles su cariño

Moteros contra el abuso infantil además de Estados Unidos se encuentran en Canadá, Alemania, Holanda, Francia. Italia y Australia, Su aspecto amenazante guarda un gran corazón que nos recuerda que «las apariencias engañan.»

Os recomiendo que veáis el vídeo en el que podéis ver quién es el acosador y quién protege a la niña.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: