Fotografía

El Monstruo en Mí


Ya desde el título de su libro El monstruo en mí, el autor español, José Ignacio Becerril Polo, nos da una pista de lo que será la idea dominante, o al menos, la sensación que trasmite la obra: "El Mal anida en las profundidades de cada ser humano".

La estructura de El monstruo en mí gira alrededor de 3 cuentos largos. Estos son el punto más fuerte de la obra, debido a su originalidad abrumadora y a la atmósfera envolvente que logra crear Nacho Polo, te lleva a introducirte hasta las entrañas de la historia y a ser parte de sus personajes. El primero de los cuentos de El monstruo en mí, “La ciudad inhabitada” se divide en 2 partes, subdivididas, a su vez, en varias escenas. Es un relato imaginario realmente fascinante. Nacho introduce una serie de elementos que logran llenar al lector de inquietud y angustia. Y sobre todo, de miedo a lo desconocido.

A El monstruo en mí le siguen 3 cuentos cortos “De sueños y monstruos” en los que el autor describe perfectamente una situación que muchas familias pueden estar viviendo. Cabe agregar que los personajes de este cuento son de antología. “Todo está hecho” y “Tumbas en la ciudad” son los relatos siguientes de El monstruo en mí. Este último es un relato magnífico, con una crítica perfecta, que atrapará al lector de comienzo a fin.

A continuación, nos encontramos con el segundo cuento largo: “Casa Ocupada”. Este es, sin dudas, un relato único, una historia que pasará a formar parte de tu lista de relatos favoritos. Se trata de una historia, que cuanto menos se sepa, mejor; las dudas no se aclaran, sino que se van acumulando una tras otra, creando una increíble sensación de inquietud. De seguro intentarás descubrir quién o qué llena esa casa, tarea para nada fácil. ¡Una obra maestra! Luego, en El monstruo en mí, aparecen 3 cuentos cortos: “No habrá descanso en la muerte”, que narra situaciones que podrían pasarle a cualquier persona, en cualquier calle de cualquier ciudad del planeta. Luego “Ocho esferas plateadas”, que podría decirse, es el relato onírico de la antología. Y “Ni el infierno querrá tu alma”, en el que el entrecruzado de las historias es su punto más fuerte. Y por último, “El hombre que soñaba con mariposas”, que nos sumerge en un imaginario increíble.

Quizás se le pueda criticar el comienzo (algo largo) o su ritmo un tanto descompensado. Pero, sin duda alguna, estas historias logran mezclar exitosamente ciencia ficción y terror y nos lleva a un mundo que se creía imposible. En resumen, lo que intenta hacer ante todo José Ignacio Becerril Polo con El monstruo en mí es proyectar que el ser humano en muchas ocasiones esconde un monstruo terrible en su interior, ¡y vaya si lo logra!

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: