Es el décimo monje que en el Tíbet decide suicidarse como protesta  por la política religiosa de China. Se encuentra en estado muy grave después de quemarse a lo bonzo. La organizaión de derechos humanos del Tíbet ha informado que estos hechos se producen para pedir el regreso del Dalai Lama y poner fin a la represión de la religión y cultura del Tíbet. De las diez inmolaciones por esta causa, cinco han sido con resultado de muerte y se teme que esta triste decisión por parte de los monjes vaya en aumento.

 

fotografia

Esta serie de inmolaciones empezó cuando el monje Phunsong de 21 años, resultó muerto al quemarse a lo bonzo en marzo para conmemorar el conflicto étnico entre tibetanos y colonos que dejó muchos muertos en 2008. Cuando se produjo esta inmolación, las autoridades chinas sitiaron el monasterio de Kirti y obligaron a unos 300 monjes a una "reeducación patriótica" con el fin de que renuncien al Dalai Lama y acepten el comunismo. En este monasterio se encuentran unos 2.000 monjes que actualmente están sitiados por la policía militar.

 

fotografia

fotografia

Los grupos que se encuentran en el exílio, culpan de las muertes a la represión que sufren los monjes por el gobierno chino, pero Pekín en su réplica asegura que son "actos terroristas y separatistas" alimentados desde fuera por el Dalai Lama.

 

fotografia

El Tíbet es una región autónoma de China y su capital es Lhasa, con una altitud de 4.500 metros. Sus cordilleras son las más altas de la tierra y en ellas se encuentra el monte Everest, el pico mas alto del mundo haciendo frontera con Nepal. En 1949 el Ejército Popular de Liberación invadió el Tíbet. Los seguidores del Dalai Lama iniciaron una protesta en Lhasa el 10 de marzo del mismo año, el Levantamiento Nacional Tibetano, que fue la mayor manifestación de la historia para exigir su independencia. China aplastó el movimiento y el Dalai Lama huyó del Tíbet para buscar asilo político  en otro país.

 

fotografia

En marzo de 2008 se produjo una gran revuelta con un gran número de víctimas aún sin determinar y la última polémica ha surgido cuando el Dalai Lama visitó Taiwan, un país mayormente budista y que es reclamado por china como parte de su territorio, para rezar por las víctimas de los recientes huracanes. China mostró su ira asegurando que era una provocación, mientras que el Dalai Lama aseguró que su misión era solamente humanitaria y religiosa.

 

fotografia

Pekín ha calificado de inmorales las inmolaciones de los monjes budistas y asegura que son falsas las informaciones de la la policía golpea y tortura a los suicídas, sino que los rescata y los lleva al hospital. El gobierno de Estados unidos, muy preocupado por la situación exigió a pekín que respete los derechos humanos de este pueblo para evitar estos terribles suicidios. China ha respondido a las críticas con  un aviso a Estados Unidos, que no utilice el problema del Tíbet para interferir en asuntos privados internos de China.

 

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: