MONASTERIO DE MONJES BENEDICTINOS


Monasterio situado en un pequeño valle de la gran meseta castellana.El primer documento del Monasterio de Santo Domingo de Silos data del año 954.

Debido a las caracteristicas geográficas del valle, los monjes benedictinos simultanearon la vida eremítica con la comunitaria, en formas de pequeñas colonias monásticas.Este tipo de vida se prolongó desde el siglo VII hasta finales del siglo VIII.

En el siglo X la comunidad de monjes benedictinos de Silos tiene una vida pujantes, poseen grandes propiedades y ya funciona su scriptorium de los cuales hoy en dia se conservan tres de esos ejemplares, "Las conferencias de Casiano","Las glosas silences", y el "Comentario a la Regla  de san Benito".

Providencialmente llegó a Santo Domingo a Silos el 14 de enero de 1041 y fué el regidor del monasterio durante 32 años.

Toda la historia del monasterio y de la comunidad gira alrededor de este gran hombre que se convierte en el titular del monasterio.Es el patrono y su intercesor ante Dios, es el taumaturgo que obra milagros.

El claustro del monasterio de Silos es de doble planta, siendo la inferior la más antigua y la de mayor mérito. Forma un cuadrilátero de lados ligeramente desiguales, de los que el menor mide 30 m y el mayor 33,12 m. Los lados norte y sur constan de 16 arcos, mientras que los lados este y oeste de sólo 14. Como las parejas de lados opuestos no son de igual dimensión a pesar de tener el mismo número de arcos, las luces de éstos tampoco son idénticas, variando entre 1,00 y 1,15 m. Los arcos son de medio punto y descansan sobre capiteles que, a su vez, lo hacen sobre columnas de doble fuste monolítico de 1,15 m de longitud; sólo los soportes centrales de cada galería están formados por fustes quíntuples, salvo uno de ellos, el del lado norte, que es cuádruple y torsado. Toda la arquería va montada sobre un podio corrido con una abertura para acceder al jardín interior.

La botica en el monasterio fue creada en 1705. Los monjes benedictinos disponían de su propio jardín botánico, de un laboratorio farmacéutico y de una biblioteca especializada. De ésta se conservan unos 400 volúmenes editados entre los siglos XVI y XIX. También se guardan varios centenares de tarros de loza que se utilizaban como recipientes de productos medicinales.El museo: En una antigua sala del monasterio se exhibe una importante colección de obras de arte relacionadas con el propio cenobio que incluye pintura, orfebrería, escultura y esmaltes entre otras cosas. Cabría destacar una custodia procesional de siglo XVI, el cáliz que utilizaba Santo Domingo de Silos del siglo XI, o el tímpano de una de las puertas de la primitiva iglesia románica que se rescató de entre la cimentación de la actual iglesia neoclásica.

El 17 noviembre de 1835, por orden del decreto de la desamortización de Mendizábal, el monasterio benedictino quedó abandonado por un periodo de 45 años. Desde la restauración en 1880 por monjes benedictinos de la Congregación de Solesmes, seis han sido los abades del monasterio de Santo Domingo de Silos:Estos monjes fueron restaurando con esfuerzos casi heroicos el Monasterio silense; y, con la restauración material, procuraron recuperar parte de los restos culturales. Encontraron 14 manuscritos medievales; muchos diplomas, también de la Edad Media; y casi todo el archivo de la Edad Moderna.

Desde entonces, en el siglo XX hasta hoy, la comunidad de Silos ha tenido y tiene una gran vitalidad: con su testimonio, con sus celebraciones litúrgicas, con sus aportaciones a la cultura, y con su irradiación, fundando varias casas nuevas en España.

Monasterio de Santo Domingo de Silos, viven en el los monjes benedictinos

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: