Los leones pequeños nunca se pasean solos, siempre andan cerca de su madre, el padre o alguna tía, que no le quitan el ojo de encima. Los leones viven en grupo y permanecen juntos durante largo tiempo.

A través del juego los pequeños leones aprenden todo lo que más tarde necesitaran para cazar. Por lo general, primero entrenan entre ellos la mejor manera de atacar a sus presas,. Incluido la madre es una victima perfecta para este juego; al menos mientras colabora pacientemente, ya que cuando se harta se lo hace saber a sus crías con claridad.

Cuando juegan entre ellos, los jovenes leones esconden sus garras y juegan sin lastimarse. Sin embargo, a medida que crecen el juego se va convirtiendo más en una lucha, una reafirmación o una reordenación jerárquica entre los ejemplares de la misma edad y dentro de la manada. A la edad de dos o tres años la cría es expulsada de la manada.

Despues de diez semanas de gestación, la leona pare a sus crias-por lo general tres-en medio de la espesura. Los pequeños leones no abren los ojos hasta los diez días, por lo que durante este tiempo están indefensos. Pronto la situación cambia y empiezan a explorar su entorno. La leona les da de mamar durante seis meses, pero el resto de la manada colabora en la crianza de los pequeños: estos pueden lactar no solo de su madre natural sino de las demás leonas del grupo. Mas adelante, los jóvenes leones participan tanto de la caza como de la carne que sirve de alimento a toda la manada.

Los leones adultos poseen un pelaje monocromo beis parduzco, y los machos una tupida melena. Las crías, en cambio, presentan unas manchas en la piel que van desapareciendo con el tiempo. Los leones viven unos quince años y algunos pueden llegar a los veinte.

 

leones

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: