Las esculturas gigantes - moáis - de la cultura Rapa Nui, ubicados en la Isla de Pascua son uno de los grandes misterios de la historia aun sin descifrar, aunque existen diferentes presunciones.

Es un lugar mágico, perdido en el silencio profundo del Océano Pacífico. La Isla de Pascua se encuentra ubicada a más de 3.700 kms. de Chile; país al que pertenece; y a casi 2.0000 kms. de la Polinesia.

Cuando llegaron los primeros navegantes a la isla en el siglo XVIII no daban crédito de lo que veían: en ese lugar tan apartado y lejos de todo, encontrar cientos de enormes estatuas.

Son alrededor de 900 moáis ubicados en toda la isla, que constituyen la principal atracción turística del lugar.

Los nativos le hacían a las esculturas en su rostro cavidades oculares, donde luego las rellenaban con ojos de coral. Estos ojos fueron retirados, destruidos, enterrados o arrojados al mar; en donde también se han localizado. Esto concuerda con la teoría que establece que muchas estatuas fueron derribadas con guerras tribales.

EL tamaño promedio de los moáis es de 4,5 mts. También hay uno gigante de 21 mts, el cual pesa 200 toneladas.

Es un gran misterio, y existen deferentes teorías acerca de como los trasladaron; ya que las piedras con las que se hacían se extraían muy lejos de la ubicación de muchas estatuas.

Las estatuas fueron talladas entre los siglos XII y XVII.

Acerca del significado de los moáis, el mismo es incierto. La teoría más común establece que las estatuas fueron talladas por habitantes polinesios de la isla; representando los difuntos antepasados; para proyectar su "mana" (poder sobrenatural) sobre sus descendientes.

También hay diferentes teorías acerca de cómo se construyeron. Hay quienes opinan que montañas enteras fueron movidas para su construcción. La roca volcánica podría ser cortada fácilmente con herramientas de basalto y obsidiana. En la misma cantera se les daba su forma.

Para el transporte se establece que pudo haberse hecho mediante el uso de trineos, o rodillos de madera o balancéandose con cuerdas.

Todos los moáis fueron derribados de sus ahus (altares); sólo algunos pocos quedaron en ellos. Los mismos en su mayoría miraban hacia el interior de la isla; salvo 7 situados en el Ahu Akivi.

Existen en la isla contrucciones similares a la de los Incas de Cuzco.

Los moáis de la Isla de Pascua ya fueron declarados Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO; y también fueron candidatos para las Nuevas Siete Maravillas del Mundo, habiéndo culminado en octavo lugar de la votación.

 

 

 

 

 

 

 

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: